Cultura laboral y su impacto en el negocio

Expertos en el campo legal consideran que entre el 80 y 90 por ciento de las empresas mexicanas y principalmente las PyMEs, además de no contar con procedimientos o estándares de contratación, tampoco tienen un sistema de contratación legal, lo que puede dar lugar a litigios muy costosos e incluso a la pérdida de la empresa.

Se estima que un proceso de demanda por alguna irregularidad de la prestación de servicios entre patrón y empleado,  puede durar de dos a tres años, con un total aproximado de gastos por parte de la empresa de doscientos a quinientos mil pesos, indica Óscar Abraham Rodríguez Guzmán en su investigación.

Un sistema de contratación legal asegura al empleado, pero sobre todo a la organización, ya que sin un documento de esta naturaleza es poco probable que la empresa gane un litigio.

Las áreas a las que es vital darles seguimiento en relación con el personal, son las siguientes: elaboración y firma de contrato individual, control de asistencia, elaboración y control de recibos de nóminas, control de vacaciones y pago de aguinaldos.

En la elaboración de un contrato es importante detallar la información que determine las obligaciones, responsabilidades y derechos de ambas partes. Sería muy útil que estos contratos se elaboraran por áreas determinadas, y que en la información  no se pasen por alto los siguientes puntos: datos del contratante, datos del contratado, lugar de trabajo, sueldo, prestaciones, obligaciones, monto del sueldo, fecha y lugar de pago y especificaciones de horarios extras y permisos.

Para la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS), la Nueva Cultura Laboral es un proceso continuo de armonización de las relaciones de trabajo para asegurar la permanencia y el desarrollo de las fuentes de empleo.

A continuación algunos  valores de la Nueva Cultura Laboral, según la STPS:

1. El trabajo humano tiene un valor ético y trascendente que debe ser respetado y protegido por la sociedad.

2. El fundamento que determina el valor del trabajo es, en primer lugar, la dignidad de la persona de quien lo ejecuta, lo cual determina su primacía sobre las cosas, sistemas económicos y administrativos.

3. El trabajo, además de ser el medio legítimo de manutención del ser humano y su familia, debe ser también el medio de desarrollo integral de la persona.

4. El trabajo es fuente de derechos y obligaciones. Los derechos deben ser respetados y promovidos. Las obligaciones deben ser cumplidas con espíritu de responsabilidad y autoexigencia.

5. El lugar mayoritario del trabajo en la actualidad es la empresa, donde confluyen trabajadores, directivos e inversionistas, la cual no podría existir sin ello.

Beneficios de la Nueva Cultura Laboral

  • Mayor participación en los mercados
  • Empleos mejor remunerados
  • Mayor rentabilidad de las empresas
  • Mejores condiciones de trabajo
  • Mejor capacitación y desarrollo
  • Mejor medio ambiente
  • Mejora continua de productos y servicios

Nuevas capacidades a desarrollar ante la Nueva Cultura Laboral

  • Estrategia
  • Responsabilidad social de la empresa
  • Ética del negocio
  • Experiencia organizacional
  • Costos de oportunidad
  • Cultura y calidad
  • Productividad y competitividad
  • Rentabilidad
  • Armonía laboral
  • Nuevos esquemas de trabajo
  • Asociaciones interdisciplinarias

Sin lugar a dudas, de existir una mayor  cultura laboral en las pequeñas y medianas empresas, estas serían más productivas y su impacto en la economía nacional superaría expectativas conservadoras.

Fernando Heredia

Deja un comentario