Muda tu oficina de casa

oficina pymes

Aunque no se tienen cifras exactas se calcula que 5 de cada 10 negocios comienzan operaciones desde su hogar, obviamente esto obedece a costos y a no contraer compromisos económicos extras a los meramente indispensables.

En estos tiempos, la tecnología ayuda a posibilitar la operación desde casa sin mayor complicación, además hay muchos estudios que hablan con respecto a las ventajas de hacer homeoffice que van desde el hecho de ahorrar en recursos, aumento de productividad, mayor flexibilidad para mantener un equilibrio entre vida privada y profesional; pero no todo es miel sobre hojuelas.

Trabajar desde casa puede implicar que las tareas del hogar podrían verse afectadas, tales como recibir visitas o que los hijos jueguen libremente. Por otro lado, hay que pensar en los colaboradores, si ellos se sienten cómodos en ésta modalidad.

Miriam Lechuga Meza, Directora General de RHStaff, recomienda sacar la oficina de casa cuando no se cuenta con un espacio exclusivo para el negocio, explica  que sea independiente del resto de la casa y que a su vez cuente con las herramientas necesarias para funcionar, o bien que el volumen o crecimiento de la operación requiera un espacio mayor al que inicialmente se destinó.

Este crecimiento es natural sobre todo en una PyME, ya que no es lo mismo un proyecto que operaban dos personas cada una desde su casa a una empresa que requiere de más colaboradores.

Algunas ventajas de trabajar en una oficina son:

1.-El entorno es dedicado a ésta actividad, sin distracciones.

2.-Hay una división física entre el trabajo y la vida personal, el simple hecho de trasladarse de un lugar a otro permite poner una distancia entre ambos mundos.

3.-Permite una integración de equipo al convivir más allá de lo estrictamente profesional, el típico café de la mañana o la interacción cotidiana bastan para crear ese ambiente.

“asistir a una oficina implica un arreglo personal distinto, para muchas personas eso impacta directamente en su auto estima y por lo tanto en su productividad.”

4.-Tener que ir a una oficina implica un arreglo personal distinto, para muchas personas eso impacta directamente en su auto estima y por lo tanto en su productividad.

5.-Proyección de profesionalismo ante los clientes, especialmente si mantiene reuniones con ellos.

Desde la perspectiva del cliente, puede dar la impresión de un “negocio de poca monta”, sobre todo pensando en que debemos tomar el riesgo de ubicar un espacio entre nuestra competencia, que a su vez permita la expansión del negocio por el crecimiento esperado, lo cual amerita más espacio y más herramientas, explicó la Directora.

Adriana Maass

Tal vez también te interese

Crece demanda de oficinas virtuales

Deja un comentario