No lo dejes para el último, factura ya electrónicamente

En los años anteriores cuando se ha registrado algún cambio en la ley fiscal, particularmente referente a la adopción de la facturación electrónica, muchos negocios esperan hasta el último momento para hacer la migración esperando una prórroga, pero no miden los riesgos de la falta de planeación.

Cuando esperan hasta la última oportunidad para realizar cambios administrativos en el negocio se tienen que enfrentar desafíos como entregar o recibir facturas inválidas lo que no sólo les resta profesionalismo sino que les implicarás corregir errores, además corren el riesgo de elegir un proveedor que no se adapte a sus necesidades o que por la demanda no puede brindarles asesoría.

Luis Eduardo Borja, Director general de Microsip, explica que muchos empresarios no han tomado conciencia de que a partir de enero de 2014 el modelo de Comprobante Fiscal Digital (CFD) va a desaparecer y todos tendrán que migrar a Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) es decir que es necesario contar con el servicio de un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) para el timbrado las facturas.

Además, si antes sólo estaban obligados a este modelo aquellos contribuyentes con ingresos mayores a 4 millones de pesos, ahora la cifra se redujo a quienes registran 250 mil pesos al año. Si estas arriba de esta cantidad no podrás utilizar tampoco comprobantes con Código de Barras Bidimensional (CBD), aun si están vigentes, tienes que hacer la migración.

Más de un millón de empresas tendrán que hacer cambios, y aunque Borja explica que el proceso de migración es sencillo, pues una empresa puede empezar a facturar con CFDI en alrededor de tres días, el problema es que dejen este cambio para el último momento pues enfrentarán saturación de los servicios, por lo cual es mejor tomar la decisión con calma.

Entre las consideraciones a tomar en cuenta para elegir un PAC están:

– Proveedor autorizado. Verifica que la empresa que deseas contratar está certificada ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y si tienes oportunidad pide referencias.

– Nube o escritorio. Existen opciones que te ofrecen el servicio a través de la nube, si consideras que es lo mejor para ti sólo revisa que la empresa cuenta con todos los niveles de seguridad para resguardar tu información y ofrecerte el servicio ininterrumpidamente. Si lo prefieres puedes tener el sistema en tu escritorio donde tú mismo guardarás tus facturas, pero no olvides hacer respaldos.

– Vigencia. Si vas comprar cierto número de timbres revisa la vigencia de los mismos, primero para saber que las facturas que generas son validad, y segundo para evitar que tu PAC te obligue a comprar timbres cada año aun cuando todavía cuentes con algunos.

– Soporte. En caso de que tengas algún problema o duda con el programa debes tener el respaldo de la firma que contrates, pregunta sobre los canales disponibles de comunicación y ponlos a prueba, así si tienes una emergencia sabrás que no te harán esperar.

– Actualización. En caso de que se presenten cambios en la ley a lo largo del año pregunta sobre el costo de las actualizaciones, en algunos casos, como con Microsip, son automáticas y no tendrás que invertir más.

– Herramientas multitareas. Si bien lo más importante es que no pierdas negocios por no cumplir con los requisitos fiscales considera la inversión en una herramienta que agregue más valor a tu empresa, por ejemplo el software que además de permitirte facturar te apoyará en tus procesos de cotizaciones, remisiones, pedidos y estadísticas de ventas.

Una de las opciones a tu alcance es Microsip con una base instalada de 50 mil empresas y una trayectoria de más de 27 años.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Microempresarios y profesionistas obligados a CFDI

Deja un comentario