¿Porqué contratar un seguro?

aig segurosHas invertido tu patrimonio y esfuerzo para tener tu negocio y corres el riesgo de perderlo todo en un instante, un desastre natural, un robo, un accidente, hay situaciones que no puedes controlar y pueden llevarte a la quiebra.

Con esto en mente la mejor solución es transferir el riesgo a alguien más, una empresa especializada que sea tu soporte ante situaciones complicadas, es decir, una aseguradora.

Si consideras que es un gasto innecesario  dado que nunca has tenido que enfrentar un problema que un seguro podría resolver es hora de que reflexiones sobre tus riesgos, el que no haya sucedido no elimina la posibilidad, y si sucediera, ¿qué pasaría? Tienes el capital o la infraestructura para salir adelante tu mismo, y si la respuesta es negativa, ¿tu negocio estaría en riesgo?

Hay empresarios que han considerado la posibilidad de contratar este tipo de productos pero creen que están fuera de su alcance no sólo por el costo sino por los requisitos o perfiles que se requieren para su contratación, sin embargo hoy existen opciones diseñadas especialmente para PyMEs.

“Es mejor que adquieras un seguro especializado en PyMEs que en verdad te sea de utilidad”

Toma en cuenta que si llegas a contratar un seguro individual algunas cláusulas podrían quedar invalidadas cuando descubran que lo contrataste para proteger tu empresa, es mejor que adquieras un producto especializado que en verdad te sea de utilidad.

Annette Robles, gerente de AIG Seguros para PyMEs, señala que la están en busca de crecer la cultura de la prevención entre el sector pues de cada diez empresas menos de la mitad cuentan con un seguro.

La compañía ha creado un producto diseñado para este tipo de empresas, Comercial Plus es su línea que integra diversas cláusulas que una empresa necesita para poder continuar sus operaciones antes una eventualidad.

Dirigido a empresas comerciales y de servicios que no superen los 5 millones de dólares en ventas, el seguro cubre al negocio contra riesgos como incendio, desastre natural, robo, daños a un equipo electrónico, cristales o al mobiliario.

Cabe señalar que si tu negocio se ubica en un inmueble que rentas, trabajas con equipo en arrendamiento o si eres propietario de todo, el seguro te cubre en cada caso, por ejemplo, si ocurriera un problema en el edificio donde tienes tu oficina y este es tuyo, la póliza respondería por todo el inmueble, pero si sólo rentas entonces te respondería por el contenido.

Aunque depende de las características de la empresa y sus necesidades el seguro que ofrece AIG a las PyMEs tiene un costo promedio de 500 dólares anuales.

Ariadna Cruz

También podría interesarte 

Prepara a tu empresa ante un desastre

Deja un comentario