¿Recorte de personal? Manéjalo correctamente

En ocasiones no hay manera de que una empresa siga adelante con sus operaciones manteniendo a todo su equipo de trabajo, y aunque es una decisión difícil, que en la medida de lo posible debes evitar, cuando tengas que recurrir a un recorte de personal sigue estos consejos.

Lo primero es estar seguro de que hiciste lo necesario para no tener que despedir a tus trabajadores. Si la situación es crítica y quieres mantener a tu talento puedes realizar una junta donde les propongas una disminución de prestaciones o incluso de sueldo por un tiempo determinado para evitar despidos, así de alguna manera dejarás la decisión en sus manos.

Si logras que como equipo decidan permanecer todos en la empresa entonces deberás realizar una modificación de contratos, no lo dejes sólo en palabras es necesario que dejes todo por escrito y que cada trabajador sea notificado y firme de acuerdo.

Cabe resaltar que no siempre es la cuestión económica el punto que mueve esa decisión, la modernización o cambio de sede también pueden ser factores, en cualquier caso, como señala la Secretaría de Economía, el primer paso es negociar si se trata de una suspensión de las relaciones de trabajo por un tiempo determinado, o si es termina definitivamente.

Algunas de las  razones por las que una suspensión puede darse son: causas de fuerza mayor como fallecimiento, incapacidad física o mental del patrón que provoquen el cierre del negocio si no se tenía una planificación para la sucesión o continuidad del mismo; Falta de materia prima; Exceso de producto; Falta de fondos.

En este caso se tendrá que dar una indemnización a los trabajadores de acuerdo al tiempo de suspensión y la posibilidad de que encuentren otro empleo.

Cuando se trata de una terminación colectiva de la relación de trabajo se puede argumentar la incosteabilidad de la explotación; concurso o quiebra legalmente declarada; modernización de la empresa o establecimiento.

En estos casos los trabajadores tienen el derecho a recibir indemnización de tres meses y prima de antigüedad.

Para elegir a los empleados que ya no van a ser parte de tu equipo se recomienda elegir a quienes tienen menos antigüedad en tu empresa; conservar a quienes tienen puestos de jerarquía mayor; y que consideres recontratar a los despedidos en caso de que reinicies operaciones.

Puedes asesorarte de un especialista en la Ley Federal del Trabajo para llevar a cabo un recorte de personal de manera que evites la posibilidad de demandas.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Consejos para despedir empleados

Deja un comentario