¿Servidor o nube?

Para muchos empresarios tener sus aplicaciones o información en la nube no es la mejor opción y prefieren tener en sus instalaciones el control de todos los sistemas, pero para que esa inversión valga la pena se tiene que buscar la opción que ofrezca más por menos.

Aunque las PyMEs todavía están lejos de la vanguardia tecnológica cada vez hay más opciones diseñadas especialmente para ellas, no sólo en cuanto a herramientas sino en la manera en que pueden almacenarlas y correrlas. Al respecto Javier Pezúa de Dell señala, “por lo general tienen un centro de datos improvisado que satisface sus necesidades de procesamiento almacenamiento pero que les lleva desafíos como complejidad al no tener a alguien para gestionarlo, dificultad para integrar infraestructura y escalar o crecer el espacio físico, además son maraña de cables, máquinas en el rincón que emiten sonidos y calor incómodo”.

El ejecutivo explica que si bien un servicio de cloud computing puede ser de gran valor para una PyME “hay aplicaciones que no son soportadas en una infraestructura de ese tipo, o bien las empresas por temas legales o por dar mayor seguridad no quieren tener el riesgo de sufrir un corte de servicios o de su red de datos que los puede llevar a perder información”.

Agregó que existen sistemas como videovigilancia o punto de venta que dependen de una infraestructura interna.

La compañía ofrece su nueva solución VRTX pensada para PyMEs desde 50 empleados. Se trata de una opción de infraestructura convergente que incluye servidores, networking, software de administración y almacenamiento que puede alcanzar hasta 48 terabytes de datos.

El servidor torre, afirma el ejecutivo, emite un sonido mínimo y no requiere de refrigeración o ventilación, “lo pueden situar en cualquier parte de la oficina, además está diseñado para una carga de energía de 110 voltios, no hay necesidad de transformación, sólo necesita dos cables, el de energía y el de red de datos”.

El VRTX se puede adquirir en una configuración mínima misma que puede crecer de acuerdo a las necesidades de la empresa. Con un precio inicial de 10 mil dólares el empresario obtiene servidor, switch, unidad de almacenamiento e integración.

Sobre los costos Pezúa advierte, “a veces se peca de no evaluar los costos ocultos, si se compra un servidor se requiere de la licencia de software, consultoría, soporte y almacenamiento, nosotros ofrecemos una solución integrada y compatible que evita procesos engorrosos”.

Dell recomienda su solución a empresas que ya cuentan con servidores, una unidad de almacenamiento o equipos para distribuir y comunicar a sus redes internas, y desean modernizar sus procesos.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

En temas de almacenamiento, ¿qué conviene más?

Deja un comentario