Tips para una cultura de la seguridad

Cada día tanto las personas como las organizaciones convergen más sus actividades en Internet, esto atrae beneficios como mayor acceso a la información, toma de decisiones asertivas, mejor colaboración, mejoras en el desempeño, mayor intimidad con el cliente, entre otros.

Pero estos beneficios que nos ofrece Internet tienen un precio: Lidiar con amenazas. Es muy importante tener en consideración que en Internet existen amenazas que podrían impactar nuestra vida personal o desde el punto de vista empresarial cualquier sistema o proceso. Existen amenazas de todo tipo: Fraudes en tarjetas de crédito, secuestros, ataque a los sistemas informáticos, robo de información, espionaje, virus, software malicioso, extorsión entre otras, por ello la primera línea de defensa contra estas amenazas es la información precisa y puntual que tengamos  de la existencia de las mismas.

Una vez que se tenga conciencia de la existencia de estos riesgos, debemos contar con la asesoría de un experto que nos oriente acerca de qué líneas debemos seguir. Una línea a seguir es en primer lugar el dimensionar y dibujar nuestra manera de hacer negocios, mediante esquemas de procesos y procedimientos y así poder valorar el riesgo y decidir si es oportuno tomar medidas y de que dimensión serían estas medidas y así consolidar una solución óptima  y adaptable a la necesidades de negocio.

Otra línea que debemos tomar es la implementación de programas de seguridad que contemplen antivirus, antispam, y en general antimalware así como control parental, en computadoras, tabletas y teléfonos, de esta forma podemos mitigar riesgos inherentes a las actividades de las personas cuando hacen uso de redes sociales, chat o mensajería, correo electrónico y un sin fin de actividades que se realizan en la red de redes.

La siguiente línea que debemos tomar a propósito del párrafo anterior es navegar siempre que esté a nuestro alcance en sitios seguros y confiables, la mayoría de la infecciones tienen origen en el correo electrónico o páginas de dudosa reputación, aunque es importante recalcar que hay paginas que son confiables hasta que son atacadas e infectadas y son estas las que ahora propagarían la infección, por este motivo siempre debemos mantenernos informados en páginas de seguridad que publican temas de infecciones a nivel mundial y los niveles de riesgo derivados.

Aunque no todas las amenazas son de carácter tecnológico, también hay de carácter humano. La ingeniería social es una herramienta que emplean los delincuentes para manipular personas y obtener información para así perpetrar un ataque a la organización o las personas en sí mismas, no obstante esta amenaza se puede controlar de manera eficiente con programas de educación a los usuarios donde se les entrena para que no proporcionen ningún tipo de información sensible a personas que no han sido debidamente identificadas.

En conclusión podemos decir que son muchas las líneas que debemos tomar, pero para fines prácticos solo tomaremos las que controlen o mitiguen riesgos inherentes a nuestros negocios. Para esto un poco de paranoia será de utilidad.

Mtro. Rafael Pazarán

Especialista de Administración en redes

Facultad de Negocios, Universidad La Salle.

Tal vez también te interese

Asegura la recuperación de tus datos en 5 pasos

Deja un comentario