¿Tecnología empresarial y personal?

byodUna buena idea para tener a los empleados cómodos con los equipos tecnológico y ahorrar en la adquisición de dispositivos es permitirles que utilicen sus propios aparatos, pero ¿cómo hacerlo evitando los riesgos de administración que ello implica?

La tendencia “traiga su propio dispositivo” (BYOD, por sus siglas en inglés), está creciendo en las empresas, tanto que para el año 2016, cerca de un 38% de las organizaciones esperan no proveer dispositivos a los trabajadores, no obstante, una encuesta de Capgemini arrojó los siguientes resultados:

En algunas ocasiones en aquellas empresas que buscaron generar ahorro utilizando los teléfonos de sus empleados como herramienta de trabajo, la diferencia de gasto oscilo en apenas  9.7% menos que bajo el modelo tradicional, incluso el 67% de los encuestados declaró no encontrar diferencia de gastos, y 24% explicó que su gasto promedio en tecnología aumentó.

Debido a estas conclusiones es tan relevante que las empresas desarrollen una estrategia para garantizar que una política BYOD será de valor, que incluya la evaluación no sólo de los empleados, como señala Jean Turgeon, gerente general de Soluciones de Datos de Avaya, “siempre que un cliente, un contratista o un socio visitan una empresa, también llevarán sus dispositivos empresariales y personales y se les deben conceder acceso controlado a la red”.

Señala también la necesidad de monitorear las redes cuando se realicen reuniones para todos los empleados, tanto en las instalaciones propias como en otros lugares para poder identificar actividades ilegales o abusos en los recursos.

“El utilizar un dispositivo móvil de consumidor no significa que deba limitarse a aplicaciones de consumidor”

Es importante entonces contar con soluciones que ayuden a tener el control, sin privar a los empleados de las ventajas, por ejemplo, es útil contar con un directorio corporativo para manejar búsquedas de usuarios y dispositivos, pero también señalar a los trabajadores qué tipo de herramientas son las más adecuadas para desempeñar su trabajo.

El hecho de que se esté utilizando un dispositivo móvil de consumidor no significa que uno deba limitarse a aplicaciones de consumidor como Skype. Las aplicaciones de calidad empresarial brindan una mejor calidad, se interconectan con los sistemas de la empresa, ofrecen una gran seguridad y agregan herramientas completas”, expresó Moshe Machline, vicepresidente de Marketing de Radvision, Avaya.

Por esto es importante que al aplicar una política de BYOD realices los siguientes pasos:  

– Capacitación. Los empleados tienen que saber cómo utilizar sus recursos, qué tipo de prácticas son peligrosas y deben evitarse, así como el tipo de herramientas con las que deben contar para comunicarse adecuadamente con los recursos de la empresa.

– Mejores prácticas. Puede ser que algunos empleados no estén seguros de utilizar sus equipos propios para temas de la empresa por los riesgos que ello implica, por ello es necesario formular un documento donde se señalen las ventajas y la forma en que deben actuar para evitar cualquier problema.

– Retroalimentación. Ya sea que se presenten dificultades en la administración de los equipos o no, busca a la persona encargada de la red corporativa para que te dé su opinión sobre las áreas de oportunidad, o bien acude directamente a los empleados.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Beneficios y contras del BYOD

Deja un comentario