Al que madruga todo le sale bien

x628cEl buen ambiente laboral, en muchos casos, depende de que las reglas de convivencia dentro de la oficina sean claras y se apliquen para todos de una forma igualitaria. Una de esas políticas es la de asistencia y la puntualidad entre sus colaboradores.

Mejorar la asistencia y la puntualidad de los colaboradores es vital, ya que estas aumentan el costo operacional e impacta en la capacidad financiera de una organización comenta María José Bultó, especialista en Recursos Humanos. Además pueden provocar afectación en la moral de empleados puntuales y de buena asistencia quienes pueden desmotivarse a continuar con su buen patrón al ver el incumplimiento de otros.

“Algunas empresas contemplan los días personales que se usan para hacer trámites gubernamentales y no son a cuenta de vacaciones”

Las disposiciones pactadas por cualquier empresa al momento de la contratación de sus empleados, como el cumplimiento de la jornada laboral deben ser dadas a conocer para que así con el conocimiento de cuáles son sus deberes y derechos haya satisfacción de ambas partes.

Entendemos por jornada de trabajo como el tiempo de trabajo o el horario que se ha establecido, de acuerdo al contrato del empleador con el trabajador en el cual este último debe estar a disposición para desempeñar sus tareas. El horario es el tiempo establecido de esa jornada de trabajo.

Para que el horario sea cumplido a cabalidad el empleado debe tener asistir a su puesto de trabajo. Así pues, definimos asistencia como la concurrencia que realiza el trabajador en forma cotidiana a su centro de trabajo durante todos los días laborables que se espera que asista, dentro de los horarios de entrada y salida que tiene establecido en la empresa para la cual labora. En contraparte si el empleado no se presenta a trabajar ya sea con justificación o no incurre en una ausencia.

Algunas de las políticas más comunes dentro de las empresas para controlar la asistencia de sus empleados, según la experta son:

-3 retardos equivalen a una falta

-Faltas no justificadas se descuentan del salario

-Más del 10% de inasistencias es despido

-Las ausencias por enfermedad deberán estar justificadas por el Seguro Social

-Algunas empresas contemplan los días personales que se usan para hacer trámites gubernamentales y no son a cuenta de vacaciones

El método para verificar la asistencia y puntualidad es variado, hay desde lectores digitales con uso de tarjeta y dactilares con los que se abren las puertas y al mismo tiempo registran la entra – salida de los empleados, el equipo de cómputo active un registro al momento de iniciar sesión, el típico reloj checador o ir a firmar al escritorio de la persona encargada de recursos humanos.

Cada empresa implementa el método que le sea más factible sin embargo invertir en un sistema tecnológico de vanguardia como lo son los lectores dactilares en las entradas implica un mejor control no solo de la asistencia si no de la productividad pues podemos registrar los tiempos en los que los colaboradores salen a la tienda, al baño y demás actividades que generan tiempos muertos y que puede ser un factor determinante para la baja productividad.

Adriana Maass

Tal vez también te interese

Los retos de los recursos humanos este 2013

Deja un comentario