Tendencias tecnológicas en la cadena de suministro

intermecHablar de tendencias implica tener un conocimiento amplio sobre lo que le depara el mercado a las diferentes marcas. Y de forma más específica, cuando se habla de tecnologías y de la cadena de suministro, más de uno alzaría la mano para no perder detalle y continuar en niveles competitivos durante este año.

Si bien es cierto que la tecnología en cualquier sentido suele rebasar tanto a los usuarios como a las empresas, el dominio de la misma será la diferencia a la hora de ofrecer un servicio y certeza empresarial.

Intermec comparte su visión de lo qué se puede esperar para 2014 y de qué manera su tecnología puede apoyar a sus clientes, puede mejorar sus negocios y lo más importante: cómo puede garantizar mejores resultados traducidos en menores costos y mejor invertidos.

– Conectividad. El boom tecnológico y la revolución digital han dado pie a lo que hoy es considerada una realidad y ya no una promesa: estar conectado; cuando se hace referencia a la conexión, se habla de una gran gama de posibilidades: inalámbrica (bluetooth para redes de área personal, redes LAN, WAN móviles para comunicaciones de voz y datos).

La conectividad no representa una nueva tendencia en sí, sino, la forma en que estas tecnologías se están combinando en terminales que aportan distintas funciones inalámbricas que faciliten u optimicen el trabajo de todos los actores involucrados.

– Todo en uno. Muchas funciones, un solo dispositivo. Parte de las aportaciones de la tecnología a los procesos de logística y en particular a la cadena de suministro está precisamente en poder combinar funciones de captura de datos y telefonía móvil, por ejemplo, en una misma terminal portátil, además de reducir el número de administradores de sistemas que conlleva a una disminución considerable de los costos operativos

“Las herramientas tecnológicas ayudan a las PyMEs a cometer menos errores, evitar la repetición y aumentar la calidad”

– Reconocimiento de voz. La inteligencia artificial hoy es tan real que el concepto manos libres hoy se aplica no sólo para hablar por teléfono. En cualquier parte de la cadena de suministros, el reconocimiento de voz mejora la productividad al permitir el uso de ambas manos en cualquier trabajo. Además, es capaz de igualar la precisión del sistema de código de barras y funciona como una verdadera tecnología de introducción de datos por voz, que ya es una realidad en sistemas de administración de almacenes, preparación de pedidos, clasificación de mercancía, administración de inventario y control de calidad, entre muchas otras actividades.

– Captura digital de imágenes. La fotografía digital en dispositivos de esta naturaleza permite que cualquier operador pueda capturar una imagen para comprobar entregas, almacenar facturas selladas y tener pruebas gráficas de cualquier operación. Los trabajadores tienen la posibilidad de utilizar las imágenes digitales como comprobante del servicio realizado, además de tener registro de anaqueles, estantes, recopilar datos de benchmark o, incluso, hasta realizar informes de accidentes y registrar daños para reclamos de garantía.

– Impresión portátil. Aunque la tendencia es más bien digital, poder imprimir cualquier tipo de documento e información es imprescindible en cualquier empresa y prácticamente en cualquier proceso. Se trata de imprimir comprobantes de entrega firmados, órdenes de compra, pedidos de trabajo e informes de inspección. Más agilidad, menos trámites.

– Códigos de barras 2D. Al igual que la nube o el mismo big data, el uso e implementación de códigos de barras 2D funciona para facilidad el manejo de grandes volúmenes de información en un espacio no tan grande. Esta tendencia obedece a las necesidades de organizaciones que trabajan con múltiples simbologías, tipos y tamaños de códigos.

– RFID (Identificación por radiofrecuencia). Si se trata de administrar activos y operaciones en todos y cada uno de los procesos de la cadena de suministro, la identificación por radiofrecuencia es quizá una de las herramientas más eficaces disponibles en el catálogo de soluciones de Intermec, para lo que ofrece lectores portátiles y fijos para montacargas. Su uso va desde la entrega, recepción y visibilidad del inventario, además de su aplicación para darle seguimiento, trazabilidad y administración de activos.

– RTLS (Localización en tiempo real). Al conjuntar las distintas tendencias enlistadas, se llega la localización en tiempo real (RTLS por sus siglas en inglés), que en términos sencillos se trata darle seguimiento a todos los activos, es decir, localiza cualquier dispositivo conectado a la red LAN, da seguimiento a un montacargas, por ejemplo, por medio de las terminales fijas y a las tareas de almacenaje y administración de rutas.

– Administración remota de dispositivos. La coherencia entre todas las distintas configuraciones ya no será un problema con esta herramienta, que se encarga entre otras cosas de ajustar las configuraciones de temperatura y compatibilidad con sistemas de supervisión de impresión. También optimiza los lectores RFID para un determinado entorno por cambio de potencia de salida y otros ajustes, además de notificar los malos funcionamientos que pudieran presentarse en cualquier elemento.

– Seguridad inalámbrica y de terminales. La seguridad en todos los ámbitos no sólo es una tendencia sino una necesidad cada vez más imperante.

Redacción Pymempresario

También podría interesarte

Desafíos para la cadena de suministro

Deja un comentario