¿Te puedes amparar ante el uso de las facturas electrónicas?

tecnologiaEstimado PyMEmpresario, permíteme saludarte y al mismo tiempo platicarte del tema tan controversial que se ha vuelto la migración de nuestros pequeños contribuyentes al régimen de incorporación fiscal, que si bien es un hecho, aún existen diversas reglas que debemos considerar cuando el SAT emita las siguientes reglas, en este mes de marzo.

Uno de los asuntos que preocupa es la FACTURACIÓN ELECTRONICA, ya que al no contar con un programa, se vuelve un tema complejo, puesto que debemos aprender a contabilizar, los aspectos informáticos y cuestiones que parecen ser simples, pero que requieren una preparación especial.

A partir del 1 de enero de 2014 es obligatorio el uso de la Factura Electrónica para todos los contribuyentes.

Como facilidad para las personas físicas que en el último ejercicio declarado tuvieron ingresos iguales o menores a 500 mil pesos y emitieron comprobantes impresos o CFD, podrán seguir facturando bajo estos esquemas hasta el 31 de marzo de 2014, siempre y cuando a partir del 1 de abril migren al esquema de facturación electrónica CFDI.

El propio SAT pone a tu disposición una herramienta gratuita que permite que factures electrónicamente. Sin embargo, existen muchas noticias alrededor de este tipo de facturación electrónica que manifiestan la inquietud de ampararse contra este esquema.

Debemos tomar en cuenta que un Juicio de Amparo es aquel que tiene por objeto resolver toda controversia que se suscite:

I. Por normas generales, actos u omisiones de autoridad que violen los derechos humanos reconocidos y las garantías otorgadas para su protección por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como por los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte;

II. Por normas generales, actos u omisiones de la autoridad federal que vulneren o restrinjan la soberanía de los Estados o la esfera de competencias del Distrito Federal, siempre y cuando se violen los derechos humanos reconocidos y las garantías otorgadas para su protección por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y

III. Por normas generales, actos u omisiones de las autoridades de los Estados o del Distrito Federal, que invadan la esfera de competencia de la autoridad federal, siempre y cuando se violen los derechos humanos reconocidos y las garantías otorgadas por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

El amparo protege a las personas frente a normas generales, actos u omisiones por parte de los poderes públicos o de particulares en los casos señalados en la presente Ley.

Hablar de un juicio de amparo supone una inversión en tiempo, esfuerzo y sobre todo en dinero, que representará una ganancia de carácter anual, ya que el propio sistema tributario, prevé modificaciones anuales que permiten mejorar, corregir, aumentar o modificar aspectos no previstos o no planteados.

“La inversión realizada en un juicio legal debe ser siempre vista como un gasto que no genera rentabilidad”

En el caso del PyMEmpresario no se considera viable realizar un juicio de amparo respecto a la facturación electrónica, ya que el sistema de Incorporación Fiscal, prevé mayormente beneficios que prejuicios, entre los que se encuentran:

– Condonación en el pago de impuestos, en diversos años.

– Una mejora administrativa en el manejo contable y fiscal de nuestra empresa.

– Una preparación básica en conocimientos para quienes realizan actividades comerciales.

– Un mayor control de nuestros bienes y servicios.

– Mejor manejo de nuestros ingresos y egresos.

– Una mejor visión de nuestras oportunidades de negocios, a través de información oportuna y veraz.

– Una logística integral, que vista desde el punto de vista optimista te ayuda a controlar mejor tus recursos.

Lo único que no debemos perder de vista es la necesidad de que cada nueva modificación y sobre todo en sistemas informáticos, deben ser proporcionadas y capacitadas por la autoridad, no dudes en acudir al SAT que a través de talleres, manuales, tutoriales y atención personalizada, pueden despejar tus dudas. 

La inversión realizada en un juicio legal, querido PyMEmpresario debe ser siempre vista como un gasto que no genera rentabilidad, mejor utiliza esos recursos económicos capacita a tu personal y convierta tu PyME en una empresa consolidada hacia los nuevos retos y hacia la búsqueda de una mejor Nación.

Máster en Fiscal Juan Miguel Chávez Salcedo

Consultor Independiente

jmchavezsalcedo@gmail.com

También podría interesarte

Cómo elegir a un proveedor de factura electrónica

One thought on “¿Te puedes amparar ante el uso de las facturas electrónicas?

Deja un comentario