¿Por qué el ejercicio me hace más feliz?

ejercitarseRealizar una actividad física, hoy en día se ha vuelto una necesidad para el ser humano, diversos estudios han demostrado que el ejercicio físico es imprescindible para mantenernos sanos, contrarresta los efectos de la vida sedentaria y disminuye el estrés, ya que gracias al movimiento la sangre transporta gran cantidad de oxígeno, que permite que las células se mantengan sanas; así mismo, al hacer ejercicio se estimula la liberación de endorfinas, que son las hormonas  que producen sensaciones de placer y bienestar, lo cual nos hace sentir felices.

Realizar 20 minutos de ejercicio al día, ha demostrado ser una práctica muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, a la vez que ayuda al carácter y la disciplina en la vida cotidiana.

El ejercicio físico contribuye a establecer un bienestar mental, ya que  a través de la respiración tomamos más oxígeno y esto no sólo mejora al cuerpo; también se logra disminuir grandemente la ansiedad que se va acumulando.

Por ende esto mejora la autonomía de la persona, la memoria, rapidez de ideas y promueve las sensaciones de optimismo, al tiempo que beneficia grandemente a la disminución de diferentes enfermedades como la  osteoporosis, hipertensión o la diabetes.

Beneficios biológicos:

– Mejora la forma y resistencia física.

Regula las cifras de presión arterial.

Disminuye el colesterol, el riesgo de infarto, baja la tensión si está alta.

– Incrementa o mantiene la densidad ósea.

– Mejora la resistencia a la insulina.

– Ayuda a mantener el peso corporal.

– Aumenta el tono y la fuerza muscular.

– Mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones.

– Reduce la sensación de fatiga.

“El ejercicio físico contribuye a establecer un bienestar mental, también logra disminuir grandemente la ansiedad que se va acumulando”

Beneficios psicológicos:

– Aumenta la autoestima.

– Mejora la autoimagen.

– Reduce el aislamiento social.

– Rebaja la tensión y el estrés.

– Reduce el nivel de depresión.

– Ayuda a relajarte.

– Aumenta el estado de alerta.

– Disminuye el número de accidentes laborales.

– Menor grado de agresividad y angustia.

– Incrementa el bienestar general.

– Nos distrae y evade de las preocupaciones.

Por Mónica Morales Rodríguez

Directora del centro de desarrollo humano Casa Shambhala

También podría interesarte

5 razones para hacer ejercicio

Deja un comentario