Contabilidad digital: nuevas reglas, nuevas herramientas

software administrativo La obligatoriedad de la factura electrónica llegó y con ella, la de los recibos de nómina digitales, además de los recibos de arrendamiento. Esta alineación de comprobantes nuevos creará la necesidad de una migración hacía una contabilidad digital.

Atrás quedarán los días en que una montaña de papel enterraba a los contadores para preparar declaraciones, haciendo susceptible la pérdida de los comprobantes, facturas y recibos.  

Estas reglas son acompañadas de nuevas necesidades de los contribuyentes, entre ellas: 

– La Firma Electrónica Avanzada (FIEL)

– Tramitar un Certificado de Sello Digital (CSD)

– Contratar un servicio de timbrado 

Esto tiene una importancia crítica, ya que a partir de este año los únicos comprobantes fiscales válidos para deducir impuestos serán los CFDI´s. Con estos nuevos requerimientos, se abrió un nuevo mercado, antes ocupado por los impresores autorizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para fabricar los recibos físicos.

Al migrar a un formato digital y contratar o adquirir un sistema de generación de CFDI’s, los contribuyentes necesitan tener en mente lo siguiente:  

– Que el sistema sea fácil de usar.

“Los únicos comprobantes fiscales válidos para deducir impuestos son los CFDI”

– Que no obligue a firmar contratos anuales.

– Que sea respaldado por empresas conocidas y con una solidez en el mercado. 

Los PACS (proveedores autorizados de certificación) son los nuevos jugadores de este ajedrez. A través de ellos, los generadores de CFDI timbrarán de manera electrónica los documentos, permitiendo que estos cumplan con los requisitos impuestos por Hacienda.

En este sentido es importante para los contribuyentes tener en cuenta que el PAC no conozca ni use su llave privada ni contraseña para que nadie pueda generar facturas a su nombre. Asimismo, que la cancelación de los CFDI´s se realice directamente desde el sistema que se contrate y, como valor agregado, que la administración de la empresa esté integrada con la emisión de facturas, recibos y demás CFDI’s. 

Los nuevos documentos electrónicos no son una opción, son una obligación para la gran mayoría de los contribuyentes en nuestro país. 

La migración ya está aquí y hoy más que nunca es necesario que los contribuyentes cuenten con información clara y herramientas digitales confiables, útiles y accesibles desde cualquier lugar y momento.

Con las nuevas reglas para la emisión y administración de los CFDIs, lo más importante es que el software que seleccionen esté al 100% alienado con los últimos cambios y disposiciones de la autoridad. 

Por Brian Nishizaki Simon, Director de Ventas en Aspel de México

También podría interesarte

Factur@ móvil y controla tu negocio

Deja un comentario