¿Qué cambios necesita un programa de nómina digital?

exito Durante el tiempo de desarrollo de la tecnología, los modelos de administración han tenido un peso significativo en la pauta del desarrollo de las soluciones de las tecnologías de la información.  

A la par de un registro de papel, en ocasiones enorme y de varios metros cuadrados, los archivos de computadora necesarios para hacer el balance contable era esencial para no perder la brújula de las ganancias y terminar pagando una suma considerable a la Secretaría de Hacienda por errores u omisiones en las declaraciones anuales. 

Con las nuevas disposiciones para la contabilidad electrónica, los CFDI traen debajo del brazo una simplificación contable largamente anhelada.  

Las nuevas reglas fiscales establecen que los sistemas de contabilidad digital deberán: “Permitir la identificación de cada operación, acto o actividad y sus características, relacionándolas con los folios asignados a los comprobantes fiscales o con la documentación comprobatoria…” 

Esto significa que los sistemas de contabilidad deberán generar la información requerida por la autoridad (Catálogo de cuentas, Balanza de comprobación y Pólizas) en archivos con formato XML, con base en las especificaciones que se publiquen para ello. 

“Los CFDI serán las piedras fundamentales de la contabilidad, sin ellos ningún proceso podrá realizarse”

Teniendo que ir un paso adelante, los sistemas que quieran ser competitivos, deberán generar archivos que contengan la firma electrónica de los contribuyentes, dejándolos listos para entregarse al SAT.  

Estas innovaciones necesarias, deberán establecer las bases de un sistema de contabilidad automática, en el que la captura de datos baje y se optimicen tiempos y formas de determinar situaciones contables críticas.  

Los CFDI serán las piedras fundamentales de la contabilidad. Sin ellos, ningún proceso podrá realizarse. De la misma forma que anteriormente no se podía cerrar un balance sin las facturas que avalaran la operación. Ahora, las facturas, recibos de nómina, de arrendamiento y demás CFDI deberán estar contenidos en un Depósito Digital que podrá asociar de manera automática el cliente o proveedor correspondiente con los datos del sistema. 

Esto permitirá que la operación cuente con un registro automáticodel IVA, permitiendo que las DIOT se generen de manera más rápida y eficiente.

La tecnología ha empujado múltiples avances en la historia de la humanidad. Sin embargo, ahora es la realidad de los reglamentos la que empuja a las empresas de software a desarrollar nuevas formas de facilitar la operación de las empresas. 

Estamos dando los primeros pasos a un desarrollo digital y la contabilidad, es una de las pioneras que lideran el camino.

Por: Brian Nishizaki, Director de Ventas de Aspel de México.

También podría interesarte

Contabilidad digital: nuevas reglas, nuevas herramientas

Deja un comentario