México, el mejor país para hacer negocios

emprendimiento México, comparado con nueve países maduros, es el país más competitivo para hacer negocios, por sus costos bajos, en relación con Estados Unidos, que se tomó como base de referencia en la guía Alternativas Competitivas 2014, que realiza bianualmenteKPMG, firma multidisciplinaria que provee servicios de Auditoría, Impuestos y Asesoría.

La guía de KPMG para la ubicación de negocios a nivel internacional, compara 26 importantes componentes del costo y otros factores de competitividad para hacer negocios en más de 100 ciudades, en 10 países: Australia, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, México, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos (EU). México es el único país de alto crecimiento integrado en el análisis debido a que es parte del bloque del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y es un país que por su estabilidad en el tipo de cambio y la baja inflación, es comparable con los otros países maduros para los fines metodológicos de la guía.

La ventaja en costos respecto a los Estados Unidos es equiparable al índice de 2010, y se sustenta principalmente en la estabilidad mostrada por el tipo de cambio durante los últimos cuatro años.

Para ser competitivos en la economía global actual, los países deben asegurarse de tener el ambiente correcto para atraer nuevas inversiones y nuevos negocios. La competitividad en los costos es uno de los muchos factores que los negocios consideran al seleccionar a un país en el cual ubicarse.

Las oportunidades de negocio deben ser evaluadas con base en una serie de factores sobre costos y el dónde, cómo y porqué incursionar en algún mercado. Se encontró que México es un país líder en cuanto a bajos costos entre todos los incluidos en el estudio, debido a que, en general, estos son 18.7% menores a los de EU, país que se tomó como base.

En comparación con los resultados de 2012, los costos de México se mantienen estables, junto con los mercados maduros estudiados; estos sólo incrementaron sus costos 1.2% en promedio. Únicamente en Francia aumentaron más de 2% durante este periodo. Como causas o factores principales para la obtención de estos resultados, pueden mencionarse: la baja inflación y las bajas tasas de interés.

Dicha estabilidad en los costos totales beneficia determinadas áreas, a pesar de algunos incrementos relevantes en la transportación en ciertas rutas, los precios de servicios generales en muchos países, y algunos incrementos fiscales en ámbitos locales. Sin embargo, todos los factores se han combinado para generar un incremento neto muy bajo en los costos de negocio totales durante los últimos dos años.

“El estudio permite a directivos y emprendedores echar un vistazo inicial a la comparación de los costos de negocios”

La competitividad de nuestro país respecto de los demás países analizados se sustenta principalmente en la mano de obra. No obstante, no debe escapar que algunos componentes sensibles a costos como los impuestos, la energía eléctrica y los bienes raíces están muy por encima de los que se ofrecen en países desarrollados. Esta herramienta ofrece la posibilidad a los inversionistas de identificar y maximizar aquellas actividades que pueden representar una ventaja.

Los resultados señalan a México como el país con los costos más bajos de mano obra en el sector manufacturero y en los sectores de servicios, por un amplio margen, seguido por Reino Unido, Canadá e Italia. Los costos de mano de obra incluyen salarios y sueldos, gastos legales (impuestos sobre la nómina, planes de pensiones del gobierno, planes médicos, etc.) y otros beneficios típicamente proporcionados por los empleadores.

Los costos por mano de obra, expresados en moneda local de los nueve países estudiados que cuentan con un mercado maduro, aumentaron en promedio solo .25% durante los últimos dos años. El mayor incremento en los costos por mano de obra fue en Estados Unidos, donde el total de costos por este concepto creció 3.2% desde 2012. Por el contrario, los costos por mano de obra disminuyeron marginalmente en la mayoría de los países europeos, sobre todo, a través de reducciones en los costos por beneficios.

El cambio más representativo en las clasificaciones de competitividad en este año, comparado con el estudio de 2012, es una gran ganancia para Japón, que se clasifica en el séptimo lugar. Años de baja inflación permitieron que el país asiático mejorara gradualmente su posición competitiva durante la primera década de este siglo, aun cuando el yen se apreció. Con una significativa caída en el valor del yen durante los últimos dos años, somos testigos de un nuevo paradigma en la competitividad global de los costos de Japón.

¿Qué hay de los impuestos?

Los impuestos representan, por lo general, hasta 14% de los costos relacionados con la ubicación de un negocio, entre las operaciones examinadas. Las tasas de impuesto sobre la renta (ISR) varían según el sector empresarial.

Otra categoría importante de requerimientos fiscales, los impuestos prediales, son aplicados ampliamente en todos los países analizados. Este tipo de impuestos son más bajos en México, Países Bajos y Australia. Para operaciones de manufactura, los impuestos prediales representan aproximadamente 2% de los costos relacionados con la ubicación. Los costos más bajos del impuesto predial para operaciones de manufactura están en México, Países Bajos e Italia.

El estudio permite a los directivos y emprendedores que estén considerando su reubicación o expansión, echar un vistazo inicial a la comparación de los costosde negocios entre una variedad de ciudades en países principales.

Por KPMG

También podría interesarte

Construye un plan de negocios en 7 pasos

Deja un comentario