Violencia afecta a México

violencia de género Según el Global Peace Index (GPI) el impacto económico de contener y hacer frente a las consecuencias de la violencia en México ha costado a la economía nacional 173 mil millones de dólares en 2013; esto equivale al 9.4% del PIB del país o mil 430 dólares por persona.

El reporte coloca al país en el puesto 138 de 162 países, es decir que ha registrado un deterioro leve y ha descendido tres puestos en el índice, en relación a años previos, con el sexto costo más alto del mundo.

Globalmente, la actividad terrorista, el número de conflictos combatidos, el número de refugiados y las personas desplazadas fueron los principales factores que influyeron en el continuo deterioro en la paz global en el 2014. De esta forma, se confirma una tendencia a la baja, gradual pero significativa a lo largo de los últimos siete años, que anula una tendencia de 60 años de paz global desde el final de la Segunda Guerra Mundial. 

El impacto económico de contener y tratar las consecuencias de la violencia global el año pasado se estimó en 9.8 billones de dólares. Esto equivale al 11.3 % del PIB mundial, es decir, el doble del monto de los 54 países que conforman la economía africana.

“El impacto de la violencia y su contención repercuten en la economía, con costos que equivalen al 19% del crecimiento económico global”

Steve Killelea, Fundador y Presidente Ejecutivo del Institute for Economics and Peace(IEP), comentó: Muchos factores han impulsado el deterioro en la paz en los últimos siete años, incluyendo las repercusiones económicas continuas de la crisis financiera global, las consecuencias de la Primavera Árabe y la propagación del terrorismo. Dado que es probable que estos efectos continúen en el futuro cercano, es improbable un repunte fuerte en la paz”. 

“El impacto de la violencia y su contención repercuten en la economía, con costos que equivalen al 19% del crecimiento económico global de 2012 a 2013. Para poner esto en perspectiva, son unos mil 350 dólares por persona. El peligro es que caemos en un ciclo negativo: el bajo crecimiento económico lleva a niveles superiores de violencia, cuyo costo de contención produce un menor crecimiento de la economía,” mencionó Killelea.

El análisis también señala los 10 países más amenazados por niveles superiores de disturbios y violencia en los próximos dos años: Zambia, Haití, Argentina, Chad, Bosnia Herzegovina, Nepal, Burundi, Georgia, Liberia y el anfitrión de la Copa Mundial 2022, Qatar.

En la actual evaluación del “Institute for Economics and Peace”(IEP), Costa de Marfil registró la segunda mayor mejora en el Global Peace Index (GPI) del 2014 con reducciones en la probabilidad de manifestaciones violentas y en el número de personas desplazadas, mientras que la mejoría más grande tuvo lugar en Georgia, que vuelve paulatinamente a la normalidad tras su conflicto con Rusia en el año 2011. 

La región más pacífica del mundo sigue siendo Europa, mientras que la menos pacífica es el sur de Asia. Afganistán fue desplazado del último lugar del índice por Siria debido a una ligera mejoría de su nivel de paz, mientras que el de Siria continúa deteriorándose. Sudán del Sur experimentó la mayor caída en el índice este año cayendo al puesto 160 convirtiéndose en el tercer país menos pacífico. También se produjeron grandes deterioros en Egipto, Ucrania y la República Centroafricana. 

Redacción Pymempresario

También podría interesarte

Tips de seguridad para empresarios

Deja un comentario