El modelo de productividad y la gestión del talento

jerarquia Desde hace más de 30 años en los países desarrollados se viene manejando una serie de conceptos para el manejo del talento, se llama “Gestión del talento”; con la entrada de las reformas laboral y económica, así como la de educación, es el momento para entender hacia dónde va la “mano de obra” en México, como será la nueva dinámica del trabajo.

Las áreas de Recursos Humanos o de Capital humano dejaron su existencia a los departamentos y hasta direcciones, de gestión del talento, por el avance de los modelos económicos y el cambio en el paradigma de la productividad.

Hasta hace 30 años un empleado que duraba 15 o más años era el empleado ideal, dedicado, especializado y seguro para una empresa, los “Baby Boomers” crecieron y se desarrollaron con este paradigma, una vida dedicada a la empresa, al trabajo, para tener una familia, una casa, un perro y hasta un retiro a una vida relajada en alguna playa.

Con el tiempo, encontramos que ese modelo se hizo obsoleto, mermaba la productividad, generaba peso en las empresas y las burocratizaba, el nuevo modelo implicaba, menos años y rotación en la empresa, el éxito fuerte y rápido, crecer a una dirección a los treinta y tantos; buscar otra empresa en un lapso de máximo de 10 años.

La familia se retrasaba, si es que se llegaba a tenerla o se tenía después del éxito profesional, además de tener un negocio propio; más que una residencia, un departamento; la movilidad se hizo más importante. Los 80s y su vida de éxito económico, trajeron a los “yuppies”.

“La nueva productividad es menos trabajo, más calidad de vida para todos”

Para seguir con el recuento el siguiente paso hizo un recorte hasta los 5 años, el regreso del liberalismo y el paradigma de la productividad, movieron de nuevo los proceso de administración del personal o equipos de trabajo, sobre todo por la llegada de jóvenes universitarios altamente activos, pero sobretodo no comprometidos con una empresa o una vida de largo plazo, la vida se mueve muy rápido, la tecnología les da la capacidad y el don de la ubicuidad, así como movilidad social y la posibilidad de lo internacional, llegaron los “millennials”.

Tres años en un lugar, si no crecen se marchan, lo quieren todo rápido y no tienen  arraigo.

Esto ha provocado también el obligado cambio en la forma de gestionar la “mano de obra” cada vez más en desuso por la tecnología, ya no es el caso, pero también desapareció el “Recurso humano” y el “capital humano”, ahora “gestionamos el talento”, pero también tenemos que generar sistemas de planeación de carrera, cursos de capacitación y crecimiento, tanto técnico y productivo, como socialy práctico; sí el empleado, ahora colaborador o socio productivo, también tiene una vida propia, el nuevo paradigma es “Trabajo para vivir, no vivo para trabajar”.

Y aquí una serie de temas que, espero sean de gran interés para los empresarios, desarrollaremos con este objetivo, el “coaching”, la “gestión del talento”, el “Counseling”, Liderazgo, y las competencias.

La nueva productividad es menos trabajo, más calidad de vida para todos, pero más complicada para ser administrada.

Mtro. Felipe Augusto Torres Rodríguez

Consultor en Estrategia y Alta Dirección

felipeaugustot@gmail.com

@PhillipeTours

También podría interesarte

¿Cómo retener a los jóvenes talentos hoy en día?

Deja un comentario