¿Sumar seguidores o sumar amor?

Por: Karina San Juan | Directora de Intuic para Latinoamérica

Muchas marcas, empresas o artistas cuentan con miles de seguidores en la web, y no son pocos los que aspiran a alcanzar, aún como un sueño lejano, esos niveles de popularidad. Para muchos, la trampa de la compra de seguidores será una tentación casi inevitable, un negocio que no solo miente a la audiencia, sino a las propias marcas que no siempre comprenden que -como en otros ámbitos- aquí lo importante no es la cantidad sino la calidad y más aún la veracidad. 

Sitios como http://comprarfollowers.com/ ofrecen paquetes de fans, que no son más que cuentas falsas creadas con el fin de engrosar la lista de seguidores en las distintas plataformas. De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Internacional de Ciencias de la Computación de Berkeley y la Universidad George Mason, a través del cual se realizó la compra de cuentas falsas en Twitter con el fin de estudiarlas, se pudo concluir que en el último año se habían creado varios millones de cuentas falsas en dicha plataforma que luego serían vendidas a empresas, marcas y artistas.

Sin embargo, aunque a simple vista tener millones de seguidores parezca sinónimo de éxito, este no es tal: los falsos fans no valen su peso en oro. El verdadero éxito de perfiles sociales populares será reflejo de un buen trabajo en las redes sociales, compartiendo contenido de calidad y generando interés genuino en el público. El secreto de una relación duradera se da en contar con personas interesadas en lo que la marca tiene para decir, y que por ello desarrollan un sentimiento de fidelidad por la misma. Los falsos fans tampoco aportan hacia una mayor visibilidad de la cuenta, no generan retweets, feedback o comentarios. No viralizan el contenido y finalmente, al no ser usuarios reales, dejan a las marcas hablando solas con la pared.  Las cuentas falsas suman en número, pero no en amor. Para llegar al corazón de nuevos seguidores, las marcas deberán recurrir a estrategias que no incluyen comprar su cariño.

¿Cómo invertir correctamente en las redes sociales?

El dilema entonces cae en cómo empezar este love affaire con nuestros seguidores y entablar una relación real.La clave es realizar un trabajo arduo que supone ofrecer contenidos de calidad y diagramar un buen plan de difusión para conseguir seguidores.

Lograrlo no es sencillo, ya que requiere que las marcas sean capaces de producir contenido de alta calidad, así como agregar contenido que genere valor a la marca. Es por ello que lo más recomendable sea recurrir a especialistas.

Según herramientas para detectar falsos seguidores, como Fakers, el 27% de los seguidores de Lady Gaga y el 30% de los de Obama son cuentas robot. Esto significa que celebridades con millones de seguidores reales también caen en la tentación de agrandar sus números de popularidad por medio de una mentira.

Como en toda relación que dura en el tiempo, lo importante es generar un vínculo verdadero, donde quienes están a nuestro lado nos elijan día a día. Para las marcas, empresas y artistas esto significará invertir en una estrategia de contenidos interesantes y un buen análisis de lo que funciona con su audiencia, esto no sólo elevará el número de seguidores sino que fortalecerá la fidelidad en su comunidad. Como dice la canción -aunque puedas comprar seguidores- “no puedes comprar amor”. 

Deja un comentario