Desarrolla un plan de remuneración

remuneracionCuando se trata de atraer talento siempre hay algunas consideraciones que pueden darte la ventaja, especialmente cuando se trata de empleados especializados es mejor contar con una estrategia que los haga querer trabajar en tu empresa.

Si sólo fijaste tus sueldos y prestaciones con base en lo que dice la ley o lo que tu competencia está ofreciendo, es hora de revisar el modelo y modificarlo de acuerdo a las tendencias actuales, donde no todo se trata de dinero.

KPMG propone siete puntos para desarrollar una estrategia de remuneraciones que atraiga el mejor talento a tu empresa:

1.- Necesidades y expectativas del empleado. Es importante considerar que el mercado se debe ver a través de los ojos del trabajador. Conoce qué valora para tenerlo identificado y contemplarlo en el plan estratégico de la empresa.

2.- Revisión de la visión y estrategia del negocio. Realiza una evaluación interna para conocer cuáles son los objetivos estratégicos: hacia dónde quiere ir la empresa a corto y largo plazo. Además, tener claro cómo se lograrán dichas metas. Esto último representa los valores del negocio que dan forma y vida a la cultura misma de la compañía, la identificación genera lealtad y los retos entusiasmo.

“Lleva a cabo una evaluación de las habilidades del personal para conocer si generan competitividad al negocio”

3.-Investigación del mercado. Lleva a cabo una evaluación de la fuerza laboral, sus habilidades y capacidades tanto locales, regionales o internacionales, dependiendo de la presencia que tenga la empresa, y de sus planes futuros de expansión.

4.- Evaluación interna del capital humano. Llevar a cabo una evaluación interna de las habilidades y capacidades del personal, con la finalidad de conocer si la fuerza laboral tiene las características necesarias para generar competitividad al negocio, pero sobre todo, saber si el personal cuenta con el perfil requerido para insertar a la empresa en el futuro y lograr su permanencia.

5.- Identificación de habilidades y necesidades futuras. Con la información recabada en los puntos anteriores, se identificarán valores futuros esperados y se contemplarán en la elaboración del sistema de remuneraciones de la empresa.

6.-Desarrollo de la estrategia. Define los montos y sus indicadores de desempeño.

7.- Implementación, monitoreo y control. Finalmente procede a la implementación de la estrategia definida, y monitorea el desempeño para aplicar los ajustes necesarios que permitan obtener los resultados planeados.

Ariadna Cruz con información de KPMG

También podría interesarte

¿Quieres retener a tus empleados?

Deja un comentario