El error garrafal al buscar clientes

cliente molestoTodos hemos escuchado que es muy difícil captar clientes nuevos pero cuando nos toca estar del otro lado y buscar proveedores, encontramos que es igual de difícil encontrar a alguien para realizar un trabajo.

Hace tiempo estuve solicitando cotizaciones para un servicio y dos semanas después, recibí un correo:

UNA DISCULPA POR LA DEMORA CON TU COTIZACIÓN, PERO TUVIMOS PROBLEMAS CON LAS LINEAS TELEFONICAS (SE ROBARON LOS CABLES) Y EL INTERNET TAMBIEN TU AFECTACIONES GRACIA SPOR SU COMPRENSION [sic].

Esta respuesta resume lo que se conoce como buscar trabajo rogando a dios no encontrarlo.

En el mundo de hoy, todo se mueve muy rápido, las personas queremos todo YA, nos impacientamos y pasamos a lo que sigue si no lo conseguimos.

“Nada más frustrante que contactar a una empresa que no responde”

Otro ejemplo. Mi amiga L. acaba de iniciar su propio negocio, el fin de semana tuvo un evento que la tuvo ocupada y no revisó su correo desde el viernes hasta el domingo. Cuando por fin lo hizo, me escribió preocupada porque el sábado la contactaron de un proyecto importante al que aplicó pidiéndole que mandara ciertos datos antes de determinada hora, que ya se le había pasado.

¿Cuál es la conclusión de esto? Si estás buscando clientes TIENES QUE ESTAR DISPONIBLE. Esto significa:

– SIEMPRE revisa tu correo electrónico al menos 2 veces al día (el que usas para trabajo, a veces tenemos un correo personal y uno que usamos sólo para clientes y ese nunca lo pelamos).

– En tus tarjetas, correos y cotizaciones pon más de una forma de contacto (teléfono fijo y móvil, correo electrónico, página web, redes sociales).

– Contesta tus llamadas. He conocido emprendedores que no toman llamadas de números que no conocen, con lo que le cierran la puerta a nuevos contactos.

– Si es posible, proporciona un teléfono para recados en donde SIEMPRE contesten y que además, te avisen lo antes posible.

– Ten un formato de cotización preparado al que sólo tengas que cambiarle datos. Si eres muy bueno encontrando pretextos para no mandar las cotizaciones, ojalá seas igual de bueno para ganarte la lotería, porque a los clientes no nos gusta esperar.

– Si utilizas alguna red social para promover tus servicios, como LinkedIn o Facebook, revisa con frecuencia tus mensajes y comentarios. Nada más frustrante que contactar a una empresa que no responde.

¡Éxito y suerte!

Eila Zalles

También podría interesarte

Cómo convertir prospectos en clientes

Deja un comentario