PyMEs pierden tiempo por tecnología obsoleta

computadora viejaUn estudio realizado por Intel evaluó la cantidad de horas laborales perdidas dentro de las empresas y demostró  que el tiempo inactivo en promedio, es de un total de 42 horas (el equivalente a una semana laboral) anualmente, como consecuencia de la necesidad de reparar constantemente las PCs que tienen cuatro años o más de antigüedad. En estos casos, la frecuencia de reparaciones de los equipos es de aproximadamente nueve por año. 

“Este nuevo informe de Intel comprueba la relación directa que existe entre la adquisición de dispositivos con alto poder de desempeño, con la eficiencia de las operaciones de las empresas en general”, explica Gaby Gallardo, Gerente de Marketing de Negocios de Intel para América Latina.  

De acuerdo con el mismo estudio, actualmente el 36% de las empresas que participaron en dicho análisis, aún tienen computadoras antiguas en sus oficinas, lo que genera múltiples problemas para los empleados, el equipo de TI, lo que afecta también al resultado de los negocios. 

“El 36% de las empresas aún tienen computadoras antiguas en sus oficinas”

“Aunque las empresas y los profesionales de TI estén de acuerdo en que el uso de dispositivos con alto poder de desempeño ayuda a que la compañía destaque en el mercado, todavía seguimos percibiendo que hay una visión equivocada respecto al mantenimiento de PCs antiguas, ya que muchas personas continúan considerándolo un ahorro, cuando estas reparaciones repetitivas en realidad representan numerosos gastos ocultos en tiempo y productividad para la empresa. Además, esta forma de pensar, no es compatible con el mundo corporativo móvil en el que vivimos hoy en día”, comentó Gallardo.  

Entre los principales problemas que afectan a los ejecutivos al usar PCs antiguas en sus rutinas de trabajo están, por orden de importancia: la reducción en desempeño y respuesta del equipo, aplicaciones que registran fallas, infecciones por virus, fallas en los sistemas operativos, dificultad para poder conectarse con otros dispositivos móviles y que la batería suele agotarse rápidamente.  

En las pequeñas empresas se utilizan cada vez más aplicaciones y de diferentes tipos, como el correo electrónico, Internet, chat y video online, software de finanzas y contabilidad, redes sociales, música, videos, entre otras.“Los profesionales de las PyMEs son quienes mejor aprovechan todas las funcionalidades que ofrecen las tecnologías corporativas”, destacó Gaby Gallardo.  

“La mejor recomendación al momento de comprar un dispositivo para la empresa, es elegir una opción que brinde a los ejecutivos una buena combinación entre hardware y software. De esta manera, el ejecutivo tendrá garantizado el desempeño necesario para optimizar sus resultados, a través de un equipo que le permita seguir el ritmo y la velocidad que tienen las operaciones de su compañía. Además, es importante que el equipo brinde compatibilidad con su hardware y software actual, ya que esto representa una ventaja clave al momento de interactuar con diversos dispositivos móviles”, puntualizó Gallardo.

Redacción Pymempresario

También podría interesarte

Tecnología: de la teoría a la práctica

Deja un comentario