Representan reto para M&A nuevas normas fiscales

Las nuevas inquietudes en torno a las reformas fiscales internacionales y el escrutinio de las estructuras transnacionales podrían representar un reto para la actividad de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) de acuerdo con la publicación Tributación de las Fusiones y Adquisiciones Transfronterizas (Taxation of Cross-Border Mergers and Acquisitions) de KPMG International, red de firmas multidisciplinarias que proveen servicios profesionales de Auditoría, Impuestos y Asesoría.

La progresiva recuperación económica mundial y la demanda acumulada impulsarán la actividad de M&A, sin embargo se deberá considerar el impacto fiscal en las decisiones de inversión. El informe Tributación de las Fusiones y Adquisiciones Transfronterizas destaca la información obtenida de 60 países, incluyendo a México, acerca de sus leyes y regulaciones, así como de las implicaciones fiscales en la estructuración y financiamiento de operaciones de M&A. Esta herramienta puede ser útil para comprender el impacto fiscal en las operaciones de fusiones y adquisiciones que se realizan en diferentes países.

Es de resaltar para la región, que las autoridades fiscales en América Latina han adoptado medidas más estrictas y tácticas más sofisticadas para identificar los casos de incumplimiento. Tal es el caso de México, donde se han visualizado cambios significativos que deben ser considerados.

“Mostramos un optimismo cauteloso con respecto a los actuales mercados de fusiones y adquisiciones. Está incrementando la actividad alrededor del mundo, aunque no con la rapidez con la que muchos lo esperaban”, indicó Carlos Vargas, Socio de Impuestos, especialista en Fusiones y Adquisiciones de KPMG en México. “Estamos viendo muchos negocios más pequeños, considerando que los más grandes todavía tienen que emerger”, agregó.

A pesar de que las condiciones de la actividad de M&A pueden ser excelentes, los factores normativos podrían tener un impacto en el volumen de negociaciones. Los gobiernos alrededor del mundo, que están orientados a los ingresos fiscales, están implementando nuevas disposiciones que refuercen sus bases fiscales y frenen las agresivas estructuras fiscales transnacionales.

Por otro lado, las medidas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para afrontar la erosión de la base gravable y reubicación de utilidades (BEPS, por sus siglas en inglés), así como los nuevos ojos públicos puestos en la transparencia e integridad fiscales están generando en negociadores y compañías, nuevas inquietudes en cuanto a la manera en que estructuran sus inversiones, y si las transacciones que celebran podrían estar perjudicando a sus marcas.

Caso de México

La inversión extranjera en México por parte de empresas multinacionales se ha incrementado considerablemente durante la última década, gracias en parte a la extensa red de convenios fiscales y comerciales celebrados, particularmente en años recientes, con los socios financieros y comerciales más importantes del país, incluidos Estados Unidos (EU), Canadá, algunos países de Centroamérica, Sudamérica, la Unión Europea (UE) y algunos países asiáticos.

De acuerdo con Carlos Vargas: “En México, se espera que las nuevas inversiones por parte de multinacionales que están expandiendo sus operaciones en el país, tengan un mayor crecimiento durante los próximos años. Por ello, las organizaciones tendrán que estar atentas a conservar estructuras fiscalmente eficientes, y poner atención a los cambios de la Reforma Fiscal 2014”.

Entre los cambios más importantes de la Reforma Fiscal que se deberán considerar, se encuentran los siguientes:

– Se derogó el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y el Impuesto sobre Depósitos en Efectivo (IDE)

– Se eliminó el régimen de consolidación fiscal. Se propuso un régimen opcional para grupos corporativos, aunque es similar al régimen derogado

– Conforme a la  nueva legislación, los pagos realizados a una compañía en el extranjero que controla a un contribuyente o es controlada por uno, no son deducibles cuando se pagan con respecto a intereses, regalías o asistencia técnica y cuando se considera que la compañía receptora en el extranjero es “transparente” y sus participantes no pagan impuestos sobre dichos ingresos. Los pagos que el receptor considera como “no existentes” y los pagos que una compañía en el extranjero no considera como ingresos gravables también son no deducibles

– Cuando se realiza el pago de remuneraciones a empleados, que se consideran exentas para el empleado (para efectos de Seguridad Social, fondo de ahorro, finiquitos a empleados, bonos anuales y tiempo extra) son deducibles

– A partir de 2014, la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la zona fronteriza aumentó de 11% a 16%

Por otro lado, los inversionistas mexicanos directos o indirectos en regímenes fiscales preferenciales están obligados a reconocer sus ingresos sobre una base actual, y presentar una declaración anual sobre sus negocios y actividades de inversión en dichas jurisdicciones.

 

“La decisión de adquirir un negocio implica un fuerte análisis por parte de ambas partes, se deben valorar los efectos que las recientes modificaciones tendrán en las transacciones, así como contar con la información necesaria para valuar su negocio, por lo tanto, es importante tener presente que la asesoría por parte de un experto es fundamental para tomar la mejor decisión y obtener los beneficios esperados”, señaló Carlos Vargas.

Un punto de vista global

En Europa, la actividad de fusiones y adquisiciones siguió el patrón global general en 2013, incrementando trimestre a trimestre hasta los últimos tres meses del año. Alemania ha visto el mayor crecimiento, en tanto que los países mediterráneos se han esforzado por recuperar su posición. La excepción es España, quien ha estado activa debido a algunas ventas de activos representativas entre los fondos de capital privado.

El informe hace referencia a que, entre los países de la región Asia-Pacífico, Australia, China e India siguen siendo los principales lugares con actividad de M&A, aunque el apetito por llevar a cabo negociaciones en China e India ha disminuido a causa de factores normativos.

En Estados Unidos (EU), la actividad de alguna manera disminuyó en 2013, debido a una ráfaga de actividad a finales de 2012. Sin embargo, las compañías a nivel mundial siguen interesadas en EU. De hecho, nuevos informes muestran que el valor interno de las fusiones y adquisiciones en EU, se ha disparado más de 370% entre el primer trimestre del ejercicio 2013 y el primero de 2014.

Finalmente, la actividad de fusiones y adquisiciones en América Latina para 2013, fue relativamente baja, salvo las transacciones de capital privado que mostraron cierta recuperación el año pasado. Sin embargo, se espera un mayor volumen en 2014, dado el notable potencial del Sector Energético y de recursos naturales, infraestructura y los fondos disponibles en el mercado.

“Al realizar una fusión o adquisición, es crucial comprender las implicaciones fiscales que impone el país en el que se ubican las empresas. Para tener éxito en las operaciones de M&A venideras y seguir atrayendo la inversión a nuestro país, será importante que las autoridades mexicanas se concentren en trabajar en un marco regulatorio propicio para dichas operaciones”, concluyó Carlos Vargas.

Deja un comentario