Sólo el 38% de las empresas esperan beneficiarse de las reformas

Por: Sergio E. Díaz F., Senior Managing Director de FTI Consulting México

Los empresarios y gerentes de empresa en México parecen estar relativamente satisfechos con la situación económica en sus empresas y optimistas con respecto al futuro, aunque escépticos y reservados frente a los beneficios directos que les reportarán las recientes reformas realizadas en el Congreso de la Unión, mientras el trabajo del gobierno en materia económica está mejor evaluado en el norte del país que en la zona metropolitana de la Ciudad de México.

La anterior es la conclusión que se desprende del análisis de los resultados registrados en uno de los índices (economía y clima de negocios) que componen el Estudio Nacional de Factores de Impacto en el Desempeño de las Empresas, el cual incluye la exploración de diversas variables de opinión al interior de las empresas en torno a una serie de aspectos o elementos, internos y externos, que inciden en la evolución y desempeño de las empresas, en uno u otro sentidos. Los otros índices son los de integridad, ética, transparencia, comunicación y seguridad interna, lealtad y retención de empleados, cumplimiento y seguridad pública. Buscando diferenciarse de lo que ha prevalecido en la creación de conocimiento sobre la realidad y perspectiva empresariales en México, FTI Consulting patrocinó un estudio de opinión diseñado y realizado conforme a estrictos criterios metodológicos para asegurar la representatividad estadística de los resultados. Hasta ahora, la gran mayoría de los estudios de opinión realizados por las empresas y organizaciones empresariales en México han sido sondeos o encuestas de auto aplicación, lo cual implica que los resultados no son representativos de un universo y con ello, se disminuye sensiblemente su importancia y seriedad como referente para entender lo que sucede y enfrentan las empresas en México.

Abundando sobre los resultados del índice de economía y clima de negocios, a nivel nacional los empresarios y gerentes expresaron una sorprendente suma alta de opiniones favorables, en mayor o menor medida, con respecto a la situación económica de sus empresas en este año comparada con el anterior: 72%; por región, en la frontera norte la suma de las opiniones favorables en las empresas alcanzó 81% frente a una opinión más moderada en la zona metropolitana de la Ciudad de México (sumando D.F. y municipios conurbanos del Edomex): 68%.

Por lo que hace a la expectativa dentro de un año, la suma de opiniones favorables (mucho mejor/mejor/igual de bien) a nivel nacional también fue alta: 82%, siendo la frontera norte nuevamente muy optimista (87%) frente a la percepción en la zona del Bajío (80%).

Las opiniones favorables disminuyen cuando se pide evaluar lo que directamente hace el gobierno federal. En ese tenor, a nivel nacional 45% de los empresarios y gerentes en México estiman que el gobierno está fomentando la generación de empleo frente a un 52% que opina lo contrario. En este caso, por ejemplo, se registró un contraste interesante al observar los resultados por ciudades: en las empresas ubicadas en Monterrey las opiniones favorables (muy de acuerdo/algo de acuerdo) sobre el fomento al empleo del gobierno suman 70% versus apenas 42% que opina lo mismo en el D.F.

Por lo que respecta a las reformas recientes, el escepticismo y percepción de escaso o nulo beneficio a sus organizaciones es alto entre empresarios y gerentes a nivel nacional: sólo 32% estiman que habrá un beneficio directo por las reformas frente a un 64% que opina lo contrario (suma de mucho/algo en desacuerdo). Nuevamente, la evaluación es mucho más favorable en Monterrey (58%) que en el D.F. (31%) y por regiones, 36% en el Bajío y 41% en la frontera norte.

Cuando se les pregunta a los empresarios y gerentes sobre si existe un buen clima de negocios para su empresa en el país, las opiniones favorables sumaron, a nivel nacional, 44%, frente a 52% en el sentido contrario. De nuevo, marcando tendencia clara, Monterrey es más optimista: 72% califican al clima de negocios como favorable versus sólo 44% que opina lo mismo en el Distrito Federal.

El optimismo de muestra claramente a nivel nacional cuando se cuestionó sobre la confianza que en su empresa tienen los empresarios y gerentes en el crecimiento del país: la suma de opiniones favorables alcanzó 66%, siendo el resultado consistente por región: 74% en el Bajío,  70% en la frontera norte y 62% en la zona metropolitana de la Ciudad de México.

En perspectiva, los empresarios y gerentes no se disocian del clásico optimismo que diversos estudios de opinión han detectado en los mexicanos, cuando se trata de medir opiniones sobre el futuro y las posibilidades propias. En ese sentido, los resultados de este estudio apuntan a un marcado sentimiento de confianza en el futuro de las empresas y del desempeño reciente de sus respectivos negocios y ello permite afirmar que existe un buen estado de ánimo en los tomadores de decisiones en las unidades económicas del país.

Por otra parte, sin embargo, la evaluación que se hace del trabajo del gobierno y del beneficio directo de las reformas recientes es mucho menos positiva y en un buen grado, incluso negativa, y con ello, los empresarios y gerentes exhiben un claro escepticismo y reserva que señalan la necesidad de un trabajo más integral y efectivo de “venta” de la estrategia económica y de desarrollo del gobierno federal acerca de las bondades y beneficios de sus políticas públicas hacia las empresas y la actividad económica. En otras palabras, el gobierno federal necesita explicar mucho mejor al empresariado nacional los alcances y objetivos de la política económica y de las reformas, si es que desea aumentar el apoyo de dicho sector a sus esfuerzos como autoridad.

Deja un comentario