Prácticas profesionales, atrae y prueba el talento

practicas profesionalesCon el mercado laboral todavía complicado existen miles de jóvenes en busca de una oportunidad para demostrar sus capacidades, y tú puedes darles esa opción y a la vez beneficiar tu empresa con un modelo de prácticas profesionales o becarios.

Actualmente es muy común que los jóvenes, en sus primeros años laborales, cambien varias veces de trabajo en un periodo corto de tiempo, lo que implica altos costos para las empresas, así que más vale tener un plan para conquistarlos o dejarlos ir sin mayor problema.

Si te interesa este esquema de contratación debes tener muy claro qué es lo que vas a ofrecer, te recomendamos:

– Acércate a las universidades, principalmente a las públicas y proponles un plan de colaboración mutua en donde interesen a los estudiantes en tu empresa.

– Desarrolla un presupuesto. El hecho que estén en prácticas profesionales o como becarios no quiere decir que no deben recibir un suelo, aunque no sea mucho y no se les retribuya igual que un empleado de base, trata de ser justo y pagarles con base en las horas y la funciones que van a realizar.

– Condiciones. Por lo general deberás darles un horario reducido, pero siempre deja  en claro todo, desde el periodo de tiempo que durará la estancia, si recibirán algún tipo de prestación y su nivel de responsabilidad.

“Invítalos a dar su opinión y tómala en cuenta”

– Capacitación. Es necesario que tengas una persona de confianza con la disposición y la habilidad de mostrar a los nuevos miembros cuáles serán sus funciones y objetivos.

– Trabajo real. Sólo podrás sacar ventaja de esta opción si les delegas verdaderas responsabilidades, por supuesto están aprendiendo, pero de nada te servirá la estadía si los pones a llevar café o realizar tareas sin mayor valor.

– Identifica el talento. Con base en el punto anterior localiza a los mejores para, al término de las prácticas, ofrecerles un trabajo de planta. En ese sentido no sólo tomes en cuenta los objetivos logrados sino el ambiente, pregunta a quienes serán sus compañeros cómo es su comportamiento y si sabe trabajar en equipo, también es buena idea ponerlo a prueba para saber cómo reacciona ante el estrés y la toma de decisiones.

– Buena publicidad. Siempre debes fomentar un buen ambiente de trabajo en tu organización, haz ver esto a los becarios, déjales saber que el tamaño de tu empresa no es una limitante para su desarrollo, que puedes ofrecerles no sólo un plan de carrera sino un equipo de trabajo con quien disfrutará laborar, así no sólo aumentarás las posibilidades de que decidan quedarse sino que te recomendarán.

– El puesto adecuado. Puedes aprovechar este modelo en las áreas donde notes mayor rotación de personal, pues no sólo te permitirá encontrar a miembros dispuestos a quedarse en tu empresa sino que podrán ser el mayor referente para entender cuáles son las causas de la renuncia.

– Escucha a los practicantes, no los alejes de la acción, si bien no les vas a otorgar funciones de gran responsabilidad tampoco puedes ignorarlos, piensa que ellos tienen frescos muchos conocimientos y técnicas nuevas, o simplemente por su juventud pueden ver detalles que tú y tu equipo no están observando así que invítalos a dar su opinión y tómala en cuenta.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Trabajo temporal

Deja un comentario