¿Tu estrategia Wi-Fi es exitosa?

internet inalambricoHace años, un proyecto de red inalámbrica dentro de una organización era difícil de creer. Por el contrario, hoy el contexto de Wi-Fi está enmarcado por  la necesidad y la inmediatez empresarial. Ante el gran crecimiento de dispositivos móviles, es imposible concebir una oficina, hotel, restaurante e inclusive centros de entretenimiento sin acceso a  la red.

Considerada como uno de los pilares de la Tercera Plataforma en TI conceptualizada de IDC – además del Cloud Computing, Big Data y Social Business- la movilidad constituye una de las herramientas que se entrelazan y responden a la necesidad de hacer disponible la información empresarial en cualquier dispositivo, momento y lugar, redefiniendo así los procesos de negocio en las organizaciones.

Sin embargo, algo que parece tan evidente resulta más complicado de lo que parece, pues la implementación de  Wi-Fi al interior de una organización requiere de una planeación adecuada de diversas áreas de la empresa, que  hagan posible su éxito. IDC señala que para 2016, 80% de la inversión tecnológica impactará directamente en la línea del negocio, involucrándose no sólo con el departamento de sistemas sino con toda la organización.

Por lo anterior, antes de implementar una estrategia de red inalámbrica es importante tomar tres consideraciones básicas:

1.- Ajustar la estrategia Wi-Fi  a tu modelo de negocio

IDC predice que para 2016, el departamento de TI sufrirá un gran impacto, ya que cada vez más las decisiones de compra de tecnologías de información se verán influenciadas por las áreas de negocios -principalmente marketing, servicios al cliente y ventas-, tendencia que va en aumento, a un ritmo más acelerado en México que en el resto de América Latina.

Ante el creciente acceso móvil a los recursos corporativos a través de «bring your own device» (BYOD por sus siglas en inglés), las organizaciones se ven obligadas a realizar sus inversiones de TI a infraestructura y servicios inalámbricos que optimicen el desempeño y agilicen sus procesos en tiempo real.

“Cada vez más las decisiones de compra de tecnologías de información se verán influenciadas por las áreas de negocios”

En este sentido,  los routers: inalámbricos, balancedores de carga, y de red privada virtual (VPN por sus siglas en inglés), puntos de acceso, adaptadores powerline, switches, cámaras IP y servidores de impresión, se convierten en una ventaja para las organizaciones, pues en colaboración con las aplicaciones de negocio, garantizan un mayor control de la calidad, mejor capacidad de velocidad, así como seguridad de las operaciones de negocio.

2.- Elegir un integrador de infraestructura Wi-Fi

Un servicio inalámbrico de alta velocidad que permita aprovechar al máximo el Ancho de Banda, así como capacidad para soportar una gran cantidad de dispositivos móviles de manera segura, son las necesidades mínimas que debe ofrecer un socio de infraestructura Wi-Fi. En este sentido, equipos de fácil configuración con una interfaz amigable y fácil de instalar, son las ventajas que cualquier fabricante debe considerar, principalmente si la empresa a la que brinda el servicio no cuenta con personal de Tecnologías de la Información (TI), teniendo como resultado: ahorros, reducción en los gastos de infraestructura y operación.

3.- Proteger tu red inalámbrica

Debido a la falta de una estrategia de seguridad adecuada para la Wi-Fi, una empresa pone en riesgo la integridad de su información, exponiéndola a: hackeos, robo de datos o fuga de información hacia la competencia. Inclusive, cuando los empleados utilizan dispositivos propios para su trabajo, existen temas relativos a la privacidad, el control y las políticas de seguridad y protección de datos, que las organizaciones deben esclarecer.

Existen funciones o aplicaciones que garantizan seguridad y privacidad de la red inalámbrica, permitiendo crear grupos de empleados, que utilicen los servicios disponibles con diferentes preferencias de ancho de banda asignada y/o restringida. Al mismo tiempo, cambiar las contraseñas del administrador una vez al mes, apagar la transmisión SSID (Service Set Identifier) en caso que la red inalámbrica no se ofrezca a los clientes, así como modificar su nombre predeterminado por el fabricante, son algunas de las medidas necesarias para la proteger tu red inalámbrica.

Ante la innovación y el auge de la movilidad, resulta indispensable para toda organización, la inclusión de todos sus departamentos, en la planeación estratégica de  su Wi-Fi.

Por Izébel Ortiz, Gerente de Marketing TP-LINK México

También podría interesarte

Los 5 errores más comunes al implementar Wi-Fi en las empresas

Deja un comentario