Acelera tu estrategia e-commerce este Buen Fin y todo el año

ecommerceEn la actualidad, el número de usuarios que tienen acceso a internet ha crecido considerablemente y a pasos agigantados. De acuerdo con Internet World Stats, el sitio web de estadísticas internacionales sobre el uso de internet y comercio electrónico, alrededor del 30% de la población mundial, ya son usuarios de la Red.

Sin embargo, la tendencia va a la alza y de una forma rápida, pues un estudio reciente de la Organización de las Naciones Unidas, titulado Informe sobre el Estado de la Banda Ancha 2014, ha revelado que en los próximos tres años, más del 50% de la población mundial tendrá acceso a internet debido al crecimiento de la banda ancha móvil a través de teléfonos inteligentes y tabletas.

El uso de internet no sólo ha permitido mayor acceso a una gran cantidad de información, sino que además, ha generado nuevos hábitos en los consumidores; y a la vez, ha permitido a las empresas surgir  con nuevos modelos de negocio que antes eran poco comunes. Esto ha sido gracias al denominado Comercio Electrónico, una herramienta que hoy da la oportunidad de comprar y vender productos y servicios, tanto de negocio a consumidor final como de negocio a negocio (socios comerciales).

Esta actividad en la Red ha resultado tan práctica para los usuarios y tan redituable para las compañías que, sobre todo en los últimos años, ha tenido un crecimiento exponencial. El reporte GWI Commerce Summary de la firma de investigación de mercado GlobalWebIndex señala que cerca del 80% de los usuarios de Internet en todo el mundo tiene alguna forma de comportamiento potencial de compra online. En México, según el Estudio de Comercio Electrónico 2013 de la AMIPCI, 37% de los internautas ya ha realizado alguna compra por internet.

Desde luego que las predicciones se ven muy bien, pues los ingresos mundiales por el Comercio Electrónico seguirán creciendo, ya que según Forrester, las empresas seguirán apostando por el entorno digital, sabiendo  que cada día los usuarios pasan más tiempo conectados a internet, hecho que se ha disparado por la proliferacin﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽ se ha disparado como consecuencia de la roliferacimercio Electrponicoón de dispositivos portátiles.

Así, el panorama para el Comercio Electrónico es muy alentador, al igual que el futuro para los negocios que incursionen en él; no obstante, es tiempo de preguntarse: ¿Efectivamente mi empresa está preparada para brindar una mejor experiencia al consumidor online?

Durante el Buen Fin, las empresas han experimentado el escenario del comercio multicanal (puntos de venta, redes sociales, e-commerce, aplicaciones móviles, entre otros), donde una mala calidad de datos lleva a procesos internos ineficaces y a la pérdida de oportunidades de venta. Sin embargo, la limpieza y actualización de los datos de productos no es la respuesta en sí misma; minoristas, distribuidores y fabricantes necesitan una solución completa que cubra mucho más que eso. 

Tan sólo, en 2013, las ventas generadas durante el Buen Fin ascendieron a 173 mil 620 millones de pesos y la meta para este año es alcanzar 220 mil millones, sin embargo, especialistas anticiparon que alcanzar este 27% de incremento será complicado en medio una economía que no termina de despuntar. Para esto, el Comercio Electrónico se convierte en una opción rentable para llegar a los consumidores para que realicen sus compras a un sólo clic de distancia y donde las empresas están comenzando a realizar promociones y ventas especiales de productos/servicios vía Internet.

Gracias al fácil acceso a internet, hoy el consumidor dispone de mucha información sobre nuestros productos y servicios, lo cual es muy bueno; pero también sobre los de la competencia, lo cual, indudablemente, pone en peligro nuestra captación de nuevos clientes y la lealtad de los mismos.

Por otra parte, en el competido mercado del Comercio Electrónico, los consumidores tienen expectativas muy altas en las marcas y sus productos, así que el contenido detallado que puedan encontrar acerca de los mismos, es de vital importancia para la toma de decisiones de compra. Y no está de más mencionar que incluso el mínimo error en los datos de producto puede marcar la diferencia entre una venta exitosa y la recomendación del consumidor y una alta tasa de devoluciones y la queja o pérdida total del cliente.

Es por ello que contar con información y datos de calidad acerca de nuestros productos es esencial para diferenciar nuestro negocio de la competencia y brindar una experiencia única y satisfactoria a nuestros clientes.

Pero, ¿cómo conseguir datos de producto precisos, detallados, confiables y consistentes que puedan garantizar el éxito de las estrategias de Comercio Electrónico y maximizar las oportunidades de venta? Sin duda una herramienta para conseguir este objetivo es la Administración  de la Información de Productos (Product Information Management-PIM), una aplicación tecnológica para negocios que permite importar todos los datos de producto y administrarlos mediante un catálogo maestro de datos para su uso no sólo en Comercio Electrónico sino además, en otros canales de venta, sin importar si son datos estructurados o no estructurados. De esta forma, las empresas pueden controlar sistemáticamente el flujo de la información antes de alimentar sus distintos canales de comercialización.

A pesar de estar aquí, disponibles para otorgar beneficios extraordinarios a las empresas, las soluciones de PIM aún no han sido muy aprovechadas. Muchos negocios saben que la información que tienen almacenada de sus productos, no es ciento por ciento confiable, incluso, algunos reconocen que no cuentan con una estrategia clara que les permita administrar la información de productos de forma efectiva. Algunos utilizan aplicaciones como Excel u otros sistemas que operan de forma independiente sin que se conviertan en verdaderas herramientas centralizadoras de información de producto.

“El Comercio Electrónico se convierte en una opción rentable para que los consumidores realicen sus compras a un sólo clic de distancia”

Para muestra de esto, un análisis de la firma de análisis Ventana Research, que en 2012 liberó un estudio (The Ventana Research Value Index: Product Information Management) en el que señaló que 80% de las compañías reconocieron que no confían en la calidad de la información sobre sus productos.

Aunque otras aplicaciones pudieran funcionar a corto plazo, la realidad es que la mejor manera de tomar ventaja de la información de productos es mediante la implantación de un sistema de PIM que permita mantener la información de productos de calidad, gestione las actualizaciones y validaciones de los datos, y asegure la consistencia y fiabilidad de los mismos.

Las empresas requieren mantener los datos de sus productos y servicios al día y accesibles a prospectos, clientes y personal. La necesidad de las soluciones de PIM en el Comercio Electrónico es bastante evidente, ya que los datos de los productos deben estar disponibles en todo el mundo, por lo que al contar con un único repositorio, es posible distribuirlos de forma efectiva.

De acuerdo con Informatica Corporation, proveedor de software y servicios para la Integración de Datos Empresariales y Calidad de Datos, una aplicación PIM proporciona a los minoristas, distribuidores y fabricantes un proceso transparente de principio a fin en una cadena de suministro de información del producto; por ello hace posible diversos beneficios como:

Lanzamiento de productos más rápido tanto en Comercio Electrónico como en otros canales, y alineado a sus estrategias de comunicación, publicidad, redes sociales, relaciones públicas, entre otras.

Mayor fidelidad del cliente gracias a un servicio y una información de gran calidad.

Mayores márgenes y tasas de conversión en Comercio Electrónico.

Ahorro de costos gracias al mayor grado de automatización y autoservicio para proveedores y usuarios.

Disminución de las reclamaciones de los consumidores y una mejor experiencia para el cliente.

Estrategias personalizadas según los patrones de consumo.

Aumento de ventas a través de cross-sell y up-sell inteligentes.

Colaboración de proveedores eficaz.

Hoy es bien sabido que los consumidores dedican mayor tiempo en internet para informase sobre algún producto o servicio y realizar la compra por este medio. Por ello, es muy  importante que los negocios estén preparados para enfrentar los retos que implica la comercialización en los canales digitales y nada como una solución de PIM capaz de llevar a las empresas hacia una plataforma de Comercio Electrónico de primer nivel que las convierta en líderes del mercado bajo un entorno omnicanal y hagan que la experiencia de compra vaya más allá de un fin de semana.

Por. Víctor González, Especialista en Manejo de Datos Maestros de Informatica Corporation México

También podría interesarte

Conoce al nuevo tipo de consumidor, 100% en línea

Deja un comentario