Amplía el horizonte de tu negocio a través de nuevos mercados

internacionalizacionComo es sabido,  la calidad de productos mexicanos a nivel internacional, es ya  reconocida en productos de exportación de industrias como: electrónica, telecomunicaciones, dispositivos médicos, entre otras.

Datos de ProMéxico destacan que a partir 2012 el país fue y se mantiene a la fecha, como el principal exportador de pantallas planas -posicionándose por encima de países altamente competitivos de Asia- además de ser el cuarto exportador de computadoras a nivel mundial.

A pesar de lo anterior, día con día las empresas del sector, encuentran mayores retos en la comercialización de sus mercancías, debido principalmente a las regulaciones internacionales en el tema. De acuerdo a ProMéxico, algunos de los principales errores cometidos al exportar son la falta de conocimiento del mercado y el desconocimiento de la mecánica de exportación.

En cada país, existen diversas normas técnicas y específicas de carácter obligatorio que garantizan un aparato de manera completa, exacta y confiable. Por ejemplo, para la comercialización de electrónicos en México, se necesitan los certificados de conformidad con las Normas Oficiales Mexicanas (NOM). 

Antes de  la comercialización de productos electrónicos, los fabricantes y exportadores de la industria deben conocer las necesidades y normativas básicas obligatorias para  poder incursionar en otros países y mantenerse en el mercado mexicano. Entre las que destacan las siguientes: 

1) Que el aparato disponga de información básica y que ésta se encuentre en el idioma local. Todo producto debe disponer de un  manual  de uso, que además de contener instrucciones de uso y medidas de seguridad, contenga imágenes y si es preciso diagramas explicativos, además de información legible para el consumidor en los términos de cada país, utilizando las unidades de medida locales.

“En cada país, existen diversas normas técnicas y específicas de carácter obligatorio que garantizan un aparato de manera completa, exacta y confiable”

Asimismo, aunque el inglés es el idioma universal de las comunicaciones en el mundo, los  fabricantes de esta industria están obligados a conocer las necesidades particulares de cada mercado, con información específica que cada país requiere en el idioma local. Para su comercialización en México, por ejemplo, estos aparatos de importación deben traer consigo un manual en español, sin embargo dependiendo del país y de su regulación,  es el idioma que se debe utilizar. Lo anterior en México se encuentra regulado por la Secretaría de Economía, pero cada país tiene su regulación precisa.

2) Que cumpla requisitos de seguridad. Cada país exige requisitos mínimos en materia de seguridad para que los consumidores, al utilizar los productos eléctricos, electrónicos, de telecomunicaciones, etc., no corran riesgos, para ello se realizan pruebas de seguridad en un laboratorio en donde se asegura que lo anterior no ocurra. En muchas ocasiones, se pueden reconocer los reportes de pruebas de un país en otro. En México esto se encuentra regulado por la Secretaría de Economía (SE), sin embargo, cada país tiene su propia normatividad aplicable.

3) Que el aparato incluya etiquetado de consumo de energía. Actualmente muchos aparatos deben contar con un etiquetado de consumo de  energía en modo de espera, es decir, cuánta energía consume el aparato mientras está apagado pero conectado a la corriente eléctrica (televisores, impresoras, computadoras, etc. que se quedan conectados en tu casa mientras no se están usando). En todos los casos  se debe indicar el consumo de energía por unidad de tiempo y en algunos, no debe exceder de cierta cantidad. En México lo anterior se encuentra regulado por la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de Energía (CONUEE), y cada país cuenta con requisitos particulares en este tema regulados por la autoridad correspondiente. 

4) Uso de frecuencias de telecomunicaciones. Los equipos que se conecten a redes públicas de telecomunicaciones deben de cumplir con diversos requisitos que aseguren que dicha conectividad no afecta otros equipos o dañe las propias redes de telecomunicaciones, por ejemplo las computadoras, los celulares, las impresoras, y cualquier equipo que utilice conexiones Bluetooth y Wi-Fi o se conecte a la línea telefónica como un teléfono o fax, debe de cumplir con una normatividad específica. En el caso de México esto se encuentra regulado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), pero cada país como los casos anteriores, tiene su propia normativa con requisitos que involucran pruebas de laboratorio y certificación obligatoria en lo referente a conectividad y seguridad nacional. 

Para poder adecuar los productos a estas medidas de seguridad, eficiencia y calidad que aseguren su entrada y permanencia en el mercado nacional e internacional, Market Access, es una solución desarrollada por TÜV Rheinland para fabricantes y exportadores de diversas industrias -electrónica, TI, telecomunicaciones, dispositivos médicos, entre otros-  que a través del soporte de expertos en la materia, gestiona la certificación de procedimientos necesarios para el acceso exitoso al mercado global. 

Sin duda, el reconocimiento internacional de la calidad en productos de exportación muestra un futuro promisorio, que de la mano a la mejor preparación para exportar y conocimiento del mercado por parte de productores y exportadores, continuará haciendo de la exportación uno de los grandes pilares de la economía nacional.

Por: Gabriel Mata, gerente de productos de TÜV Rheinland México

También podría interesarte

Tips para exportar

Deja un comentario