Manejo del rechazo

rechazoEn los negocios en ocasiones se tienen que enfrentar malas rachas en donde es imposible cerrar ventas, se invierte tiempo y dinero en los clientes que al final no dejan ganancias, pero no te deprimas tienes que seguir adelante.

Si tienes que enfrentar el rechazo te recomendamos:

– No dejes que sea tu ego el que tome el control y te tomes personal la derrota, aunque no es sencillo enfrentar la situación ello no quiere decir que tu empresa sea mala y no tengas oportunidades en el mercado.

– Tienes que reponerte rápidamente, con la situación económica del país complicada  y con un mercado cada vez más competido, sería casi imposible que te digan no unas cuantas veces.

– No empeores las cosas con los empleados, si no lograron cerrar una venta no los atormentes y reprendas, es mejor que conozcas bien la situación y les des armas para hacerlo mejor la próxima vez.

“Enfócate en las fortalezas, todos los aspectos que hacen única tu empresa”

– La capacitación es indispensable, si tienes un área de ventas realiza reuniones, ponlos al tanto de las mejores estrategias, pero sobre todo deja que compartan sus experiencias, aciertos y errores, seguro les ayudará a obtener mejores resultados.

– El rechazo puede convertirse en una gran oportunidad de crecimiento profesional. Es el pretexto perfecto para hacer una introspección honesta y encontrar áreas de oportunidad.

Enfócate en las fortalezas, todos los aspectos que hacen única tu empresa y le permiten ofrecer un valor agregado a los clientes.

– Si tienes oportunidad pídeles a los clientes que te digan las razones por las cuales no fuiste elegido, así sabrás si es necesario mejorar la oferta o si sólo fue por una cuestión de presupuesto.

– De acuerdo al tipo de proyecto y cliente, aun cuando te dieron el no, puedes insistir, o bien dejar claro al cliente que podrás apoyarlo en otros rubros o con asesoría.

– De las experiencias difíciles se aprende. Por lo tanto, los tropezones que podamos sufrir en el camino no constituyen más que aprendizajes que nos hacen mejores profesionales y sobretodo, mejores personas.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Valora los fracasos de tu emprendimiento

Deja un comentario