Prepárate para El Buen Fin

buen fin6Por cuarto año consecutivo ha llegado El Buen Fin y con esta temporada de compras pre-navideñas, descubren las promociones de mercancías con hasta el 70% de descuento.

Es un hecho que El Buen Fin ha ayudado a la economía de todos y superado las expectativas de los comercios.  De acuerdo a datos de la Secretaría de Economía en El Buen Fin 2011, se obtuvieron ventas por 106 mil millones de pesos; en el 2012, ventas por 150 mil millones de pesos y en el 2013, el sector reportó ventas por 175 mil millones de pesos, para este año se estiman ventas por 200 mil millones de pesos. 

Las tiendas anticipan que habrá promociones del 2×1, 3×2, pero sobre todo crédito a meses sin intereses y demás ofertas que estarán presentes en los pisos de las tiendas departamentales y por internet. Sin embargo si bien El Buen Fin es una medida para incentivar el consumo y emular al famoso fenómeno del Black Friday norteamericano de las ofertas en grandes superficies, es bueno considerar que a pesar de que seremos multi-consumistas en esta temporada, también podemos obtener un beneficio comprando con grandes descuentos y ahorrando un monto significante, el cual puede ser tangible si lo aplicamos en bienes duraderos o productos que necesitamos y que de otra manera su precio normal es superior.  

El Buen Fin es comprar de manera informada, por eso te damos algunos tips para tus compras durante el puente del 14 al 17 de Noviembre. 

1.- ¿Qué presupuesto tienes? Calcula tus ingresos, recursos adicionales (aguinaldo), tus gastos recurrentes y contempla otros compromisos de pago que hayas adquirido anteriormente, es posible que aun estés pagando mensualidades de compras a meses sin intereses del buen fin pasado. No dejes de destinar una parte al ahorro para tus proyectos de mediano o largo plazo o hasta para hacer un “colchoncito”.

2.- ¿Qué quieres comprar? Anticipa tus regalos navideños. Elabora una lista de lo que realmente necesitas tú o tu familia. Anticipa y planea desde ahora tus regalos de Navidad. Acomoda tus compras en orden de prioridad y elimina aquellos productos que pueden esperar, ya que si pueden esperar es muy probable que en verdad nos los necesites.

3.- Revisa los precios antes de que inicie el Buen Fin. Una vez que hayas depurado y definido tu lista de compras, compara sus precios en las tiendas que estarán participando, esto lo puedes hacer físicamente en las tiendas departamentales o mediante sus sitios en internet. Anota los precios y conserva estos datos que te serán de gran utilidad para poder decidir tu mejor elección. Usa la tecnología y sigue las redes sociales. 

“Si aprovechaste los descuentos y ahorraste una gran cantidad de dinero, parte de esto destínalo a tu ahorro”

4.- Asiste al Buen Fin como comprador experto. Ya con tu lista en mano y con pleno conocimiento del costo real de los productos o servicios, analiza y compara tus mejores opciones de compra, recuerda que: comprar más con el mismo dinero o comprar lo mismo con menos dinero, en cualquier caso significa “ahorrar”.

5.- Elige el método de pago sabiamente. Al momento de elegir tu forma de pago, determina si es conveniente un esquema a meses sin intereses o si te puedes ahorrar más pagando de contado, sólo ten cuidado, recuerda que los esquemas a meses pueden comprometer tus ingresos futuros. Recuerda esta sencilla fórmula; solo elige crédito en aquellos artículos o productos cuyo tiempo de vida sea superior a los meses que vas a estar pagándolo.

6.- Evita la tentación, apégate a tu lista. Las grandes ofertas a todos gustan. Muchas veces compramos cosas “bonitas” que no necesitamos, o cosas de “moda” que no son de utilidad, incluso llegamos a comprar cosas sólo porque se nos hacen baratas, sin necesitarlas. Procura controlar tus impulsos y apégate a tu lista de compras.

7.- Cumple con tus fechas de pago. Recuerda que en el momento que obtienes un bien o servicio sólo con tu firma, no es que no lo vayas a pagar, sino que adquieres un compromiso de pago con la Institución Bancaria que te asignó tu crédito. Los intereses regulares y más aún los moratorios ocasionados por no cubrir el pago en tiempo y forma pueden tener el mismo efecto de una bola de nieve y disminuir o nulificar el beneficio que pudieras haber adquirido con el descuento o promoción

Y posiblemente lo más importante, no olvides ahorrar para tu retiro durante El Buen Fin, recuerda que si aprovechaste los descuentos y ahorraste una gran cantidad de dinero, parte de esto destínalo a tu ahorro, lo cual podría hacerse en tu cuenta de Afore mediante una Aportación Voluntaria, es bueno darte un “gustito” para estas temporadas de fiestas, pero es más importante “comprarte” un retiro digno, así que por lo menos destina entre el 5% y 10% de lo que habías presupuestado para tus compras durante esta temporada y ahórralo, esto te permitirá seguir gozando del “Buen Fin” cuando estés retirado.  

El saber controlar tus gastos es una ventaja, pero el saber “ahorrar comprando” puede ser la palabra clave para aprovechar El Buen Fin al máximo y sin preocupaciones para ti y tus seres queridos.  

Por: Francisco Villa, Director de Soluciones Grupales de Principal Financial Group        

También podría interesarte

Cuídate de las promociones con tarjetas

Deja un comentario