Ahorro e inversión: la clave para emprender tu negocio

inversionEmprender un negocio propio es una aspiración de la mayoría de los profesionistas en México. Es claro que el camino para lograrlo en ocasiones puede estar lleno de obstáculos pero el resultado es, en la mayoría de los casos, satisfactorio y beneficioso para todos los colaboradores si se cuenta con una buena administración de los recursos.

¿Cuál es la clave del éxito? Poner a trabajar tu dinero. El ahorro, cuando se usa en conjunto con un vehículo de inversión que ofrece rendimientos atractivos, es uno de los mejores hábitos financieros que te permite generar nuevas oportunidades.

Debes contar un plan de inversión diseñado específicamente para emprender tu propio negocio, cuidando la administración puntual de tu dinero y buscando la asesoría adecuada de expertos.

Si eres un ahorrador y estás pensando en convertir tus ideas de negocio en una realidad, te recomendamos seguir estos tres consejos: 

“Una sana combinación de ahorro-inversión puede ser la fórmula perfecta para emprender”

1) Crea un plan de negocio: Es necesario plasmar todas las ideas sobre papel, esto te ayudará a visualizar mejor cualquier escenario,  desde la base financiera hasta un plan de contingencia. El primer paso es definir cuál será el giro de tu negocio, lo que te llevará a identificar cuál es tu mercado objetivo, la necesidad que cubres y qué lo hace único sobre la competencia. 

2)Construye una base financiera: Analiza y presupuesta costos iniciales, gastos fijos e ingresos aproximados, esto arrojará un panorama más claro de cuánto debes ahorrar y a qué plazo. Se recomienda ahorrar entre el 5 y 10% de tu ingreso mensual en un plazo de 5 a 15 años. La clave para la sobrevivencia es tomar en cuenta el monto de arranque y además el costo de operación continua.

3) Busca respaldo y emprende: Acércate a expertos, la base del desarrollo se encuentra en una buena administración de tus recursos. México cuenta con varias opciones de incubación de negocios que te llevan de la mano en el proceso. Asimismo, considera exponer tu idea en foros donde haya inversionistas y otros emprendedores presentes que puedan apostar por tu proyecto.  

Nunca es tarde para empezar un negocio, una sana combinación de ahorro-inversión puede ser la fórmula perfecta para emprender tu sueño de ser tu propio jefe.  

Por Jaime Domínguez, Director General de Resuelve tu Futuro

También podría interesarte 

Ahorrar para emprender

Deja un comentario