Las grandes tendencias en Recursos Humanos

seleccion de personal Si bien las carreras y educación de los egresados, así como el nivel de las personas insertas en el mercado laboral han cambiado, lo cierto es que se sigue presentando una brecha entre lo que requiere una empresa y lo que el personal puede ofrecer haciendo indispensable un buen reclutamiento y retención. 

Algunas de las tendencias que los especialistas en recursos humanos como Trabajando.com, Hays o KPMG detectan son inminentes en todo tipo de negocios son:

Comunicación entre las áreas. Si tu empresa cuenta con alguien dedicado a los recursos humanos, quien realiza la búsqueda, entrevista a los candidatos y los elige, obtendrás mejores resultados si se dejan claros los requerimientos del departamento en donde laborará el nuevo miembro, las habilidades más importantes y el perfil deseado, incluso es mejor dejar intervenir a quien será el jefe en el proceso de selección.  

Salarios competitivos. Para las PyMEs no es posible igualar algunos de sueldos de las grandes empresas pero ello tampoco es razón para que no ser justo con los empleados y fomentar el interés de nuevos colaboradores, así que es buena idea hacer una investigación en la industria de acuerdo al puesto para ofrecer un sueldo adecuado.

– Prestaciones. De la misma manera que en el caso anterior vale la pena hacer una comparativa con otras empresas del ramo para ofrecer las compensaciones adecuadas. Y recuerda que no todo es dinero existen otros elementos más valorados, por ejemplo la atención médica o fondo de ahorro que podrías otorgar a través de un seguro, productos que cada vez son más accesibles para las PyMEs.

Flexibilidad de horario. Sobre todo cuando se trata de jóvenes ya no tiene sentido pasar todo el día en una oficina realizando tareas que podrían hacer en otro lugar sin enfrentarse al tráfico, el trabajo flexible es una gran opción para ahorrar en energía y consumibles en la oficina, pero deberás dejar claras las reglas, medir al personal por objetivos y fomentar el trabajo en equipo a través de reuniones frecuentes. 

Satisfacción laboral.  Sin duda se trata de un motor de productividad en las empresas, los empleados felices son más eficaces y no puedes creer que tus políticas son las correctas, o que todo se trata de dinero, la mejor estrategia es conocer las expectativas del personal, la ventaja es que México es uno de los países en donde se presenta una mayor satisfacción. 

– Motivación.  A todos nos gusta sentirnos valorados, hazle saber a tus empleados su razón de ser en la empresa, y porqué su presencia y trabajo son tan importantes, además es muy útil implementar una política de reconocimientos ya sea delante del grupo de trabajo, económica o brindando un día libre a quien lo merece. 

“Las contrataciones fallidas pueden llegar a costar hasta dos veces el salario anual de los empleados, especialmente los de alto perfil”

Metas. La rutina en el trabajo causa desmotivación e inhibe las ganas de superación por ello es mejor que establezcas objetivos por áreas o incluso por empleado, también puedes implementar un plan de carrera, saber que existe la posibilidad de acceder a mejores posiciones. 

– ¿Son los empleados o es el jefe? Cuando un área no está entregando los resultados esperados o se caracteriza por una alta rotación de personal es necesario averiguar qué sucede, quizá las tareas asignadas no son adecuadas e implica demasiado trabajo o el jefe no motiva a que exista un buen ambiente de colaboración. 

Equilibrio vida trabajo. Aunque pareciera que un workaholic es ideal no hay como tener un equipo de trabajo equilibrado y feliz, lo que se logra dándoles la oportunidad de poder disfrutar de todas las facetas de su vida, ya sea personal, con su familia y amigos, o profesional con el tiempo para realizar alguna capacitación. 

Espacios recreativos. No tienes que crear una gran sala de descanso basta con un buen lugar con un sillón o decoración que invite a la relajación. También puedes fomentar la relación fuera de la oficina proponiendo algún deporte por ejemplo.

Capacitación. Brindar al personal más habilidades y herramientas no sólo les permitirá actuar mejor en tu negocio sino que es parte de ganar su fidelidad. 

Retener a los mejores. Siempre es mejor prevenir que lamentar, así que cuando descubras que alguno de tus colaboradores se está volviendo casi indispensable busca que capacite a su equipo, y encuentra la manera de retenerlo en tu empresa, habla con él para conocer sus inquietudes y cómo puedes ser parte de su futuro. 

– No son robots. Es indispensable jamás olvidar que se está tratando con seres humanos que tienen problemas, logros y emociones por lo que es positivo conocerlos, lo que además de ayudarlos a estar cómodos en la empresa te permitirá detectar aquellos que por su mala actitud podrían estar afectando el ambiente.

Recuerda que las contrataciones fallidas pueden llegar a costar a la empresa hasta dos veces el salario anual de los empleados, especialmente los de alto perfil, además de conllevar otros efectos negativos en la operación del negocio, en su rendimiento e incluso, en el clima laboral.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

La herramienta más valiosa de cualquier empresa: el capital humano

Deja un comentario