Nubes públicas, privadas o híbridas: ¿de verdad son opción para PyMEs?

computo en la nubeTener la información y aplicaciones seguras y siempre disponibles parece ser la solución para llevar a las PyMEs a una era tecnológica en donde no sólo su ingenio y calidad podría separarlas de las grandes empresas, la nube es cada vez más adoptada por el sector.

Ya son muy pocos los que no entienden el modelo, lo usan todo el tiempo en su correo o en su aplicación de almacenamiento en línea, pero hay quien todavía se pregunta si en los negocios este esquema es de verdad tan bueno como parece.

La respuesta, como casi siempre, depende del nivel de madurez de la empresa, si sabe hacia dónde va y cómo lograrlo sin duda la tecnología es un gran aliado, y la nube una opción para ser más eficiente y reducir costos.

El modelo de software como servicio es uno de los más extendidos entre los proveedores de tecnología con opciones para PyMEs logrando no sólo poner a su alcance poderosas herramientas sino facilitando la expansión con base en sus necesidades.

Sobre los diferentes modelos la nube privada resulta más costosa pero es a la vez segura y se mantiene a plena disposición del usuario, se recomienda para mantener aplicaciones críticas de manera local. A su vez la pública se basa en la compartición de recursos, en este caso reduce los costos no sólo de propiedad de las aplicaciones sino de mantenimiento. Por último un ambiente híbrido permite armar la infraestructura de acuerdo a las necesidades de la empresa, por ejemplo cuando se presenten perdidos de mayor carga o actividad comercial.

“Al tratarse de un modelo de renta se puede renunciar al sistema si no presenta los resultados esperados”

Sin duda lo importante es acercarse con una firma que ofrezca soporte en todos los sentidos, no sólo que sea capaz de proveer el servicio sin interrupciones y garantice la seguridad, sino que pueda asesorarte ante posibles problemas o dudas, especialmente si se están utilizando nuevas herramientas.

Es importante decir que pese a dejar la responsabilidad de TI en manos de una empresa especialista, tiene que haber personal capacitado para poder sacar ventaja de las aplicaciones que se contraten o tome decisiones en caso de haber algún imprevisto.

Si se tienen claros los objetivos es sencillo encontrar herramientas de apoyo sin necesidad de hacer una gran inversión para poder gozar de la solución, y con la ventaja de que al tratarse de un modelo de renta se puede renunciar al sistema si no presenta los resultados esperados.

Sobre las advertencia están el verificar los controles de seguridad y privacidad, pues aunque usualmente suelen tener controlados los sistemas y la información, es importante estar seguro de que el contrato cumple y deja claras las condiciones. Asimismo el hecho de que un sistema esté en la nube no debe restarle funcionalidad o perder el control, pues aunque un tercero se involucre en la operación ello no debe implicar que no se puedan tomar decisiones al interior de la empresa incluyendo políticas propias de acceso y privacidad de datos.

Si consideras que el modelo puede ser para ti, asesórate con un experto, la nube puede llevarte desde la comunicación hasta las herramientas de productividad más específicas en tu oficina o en tu móvil, y procura preguntar a otros clientes sobre su experiencia, especialmente en el tema de continuidad.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

5 funciones en la nube para empresas pequeñas

Deja un comentario