Clientes monstruosos: enemigos del emprendedor

2-como_tratar_con_clientes_dificilesLos emprendedores y las PyMEs vivimos de nuestros clientes, por lo que no es raro que estemos dispuestos a satisfacer sus demandas, pero ¿qué pasa cuando las peticiones de un cliente se vuelven excesivas? El cliente que te llama fuera de horario de trabajo, en fin de semana o demasiado tarde por las noches, nunca está contento y además regatea hasta el último centavo. Eso es lo que llamamos un “cliente monstruoso” y son monstruosos porque se nos aparecen hasta en sueños.

“El cliente que te llama fuera de horario de trabajo, en fin de semana o demasiado tarde por las noches, nunca está contento y además regatea hasta el último centavo. Eso es lo que llamamos un “cliente monstruoso”

Aquí te explicaremos cómo lidiar con ellos.

  • Los clientes monstruosos los creamos nosotros.

¿Te suena raro? Los clientes monstruosos casi siempre surgen a raíz de empresarios y emprendedores que no sabemos decir que no. Tenemos tanto miedo de perder al cliente que le aguantamos todo y en ocasiones nos comprometemos con condiciones que a veces son perjudiciales para nosotros.

  • El cliente no siempre tiene la razón.

Todos hemos enfrentado alguna vez al cliente que quiere decirte cómo hacer tu trabajo. Si tu cliente lo sabe todo, ¿para qué te contrató? El no corregirlo a tiempo o darle la razón en todo, aun cuando no está en lo correcto, eso suele repercutir en mayor tiempo para concluir o exceder el presupuesto por correcciones posteriores.

  • El valor del respeto.

Como emprendedor o pequeño empresario, tu trabajo y el de tu gente vale y vale mucho. Pero si tú mismo no respetas tu trabajo o lo das a la ligera, tu cliente no lo respetará tampoco. ¿Qué quiere decir esto? No accedas a peticiones irracionales ni te comprometas con objetivos poco realistas.

  • Que tus palabras y acciones sean congruentes.

Si dices a tus clientes que no trabajas en fin de semana, pero siempre estás disponible cuando te hablan, tus palabras dicen una cosa pero tus acciones demuestran otra. No es tu obligación contestarle al cliente a toda hora.

  • Asegúrate de que pague.

Desafortunadamente, los clientes más exigentes no siempre son los que mejor pagan. Si tu cliente monstruoso es, además, mal pagador, es mejor decir adiós.

Si necesitas mentoría o requieres ayuda para entrar a una incubadora de empresas, escríbeme: eila@winking.mx o contactarme en Twitter @EilaZalles.

¡Éxito y suerte!

Eila Zalles

También puede interesarte:

 Elabora tu plan de acción para el 2015

One thought on “Clientes monstruosos: enemigos del emprendedor

Deja un comentario