Convergencia entre seguridad privada y pública en la construcción de ciudades más seguras

3imagenes-TC.001El uso de la tecnología en el sector de seguridad privada ha resultado esencial, y en los últimos años dejó de ser un servicio de lujo para convertirse en un elemento clave en lugares como centros comerciales, tiendas, empresas, zonas residenciales, entre otros, cuyo principal objetivos de invertir en novedosa soluciones se centra no solo en la protección y seguridad de los clientes que acuden a los establecimientos, sino en la custodia de sus stocks y otros bienes materiales.

“Cada vez más compañías buscan reforzar la seguridad con soluciones que ofrezcan una cobertura y señal óptima, además de una comunicación, tanto de voz como de texto, eficiente y en tiempo real que ayude a evitar y combatir algún tipo de acto delictivo.”

Por tales razones, cada vez más compañías buscan reforzar la seguridad con soluciones que ofrezcan una cobertura y señal óptima, además de una comunicación, tanto de voz como de texto, eficiente y en tiempo real que ayude a evitar y combatir algún tipo de acto delictivo.

Independientemente de sus ventajas, tales como, mejorar la capacidad para realizar y recibir llamadas con una evidente mejoría en la calidad de voz; asegurar la continuidad de las operaciones en campo al ofrecer una mayor duración de la batería; ofrecer una cobertura más amplia y confiable; mejorar la capacidad para escuchar y entender conversaciones, incluso en ambientes difíciles, la función que caracteriza a la tecnología digital es la posibilidad de incorporar aplicaciones de datos en los dispositivos, lo que permite transformarlos en una importante fuente de información.

Es indudable que la tecnología digital está permitiendo, a través de aplicaciones, transmitir mensajes, usar servicios basados en geo localización, consultar bases de datos, enviar órdenes de trabajo, entre otras funciones que antes eran impensables. De esta forma, la tecnología en general y la radiocomunicación digital en particular, están revolucionando la manera en cómo los elementos de seguridad privada se desarrollan en el campo, mejorando su eficiencia, reduciendo la presencia de errores y disminuyendo considerablemente los costos laborales.

Ahora bien, en un esfuerzo por la construcción de ciudades más seguras, encontramos otra gran ventaja: tras observar los beneficios de la tecnología digital y tomando en cuenta las tendencias globales indican que para la prevención y detención de delitos pueden ser utilizados datos que provengan de cualquier fuente, es posible que aquellos contenidos que generen los elementos de seguridad privada -cuando se encuentran frente a una situación crítica- tales como datos multimedia (fotografías, video, mensajes de texto, ubicaciones GPS, etc.) puedan servir de apoyo para que organismos de seguridad pública obtengan contenidos y aprovechen las capacidades de la tecnología digital para la detección, detención e investigaciones posteriores de delitos.

La información generada por elementos de seguridad privada se puede combinar con la información de voz y video de los elementos de seguridad pública, y de esta manera las múltiples perspectivas se pueden convertir en un punto de vista único, lo que brinda mayor inteligencia a los elementos del gobierno para que puedan anticipar, proyectar y predecir, la mejor solución ante una situación específica.

De esta manera y a través de soluciones de radiocomunicación digital es posible que el personal de seguridad privada contratado cuente con elementos clave que resulten fundamentales para preservar la seguridad de la ciudadanía en su totalidad. Las tecnologías de la próxima generación están transformando la manera en que operan las organizaciones privadas y públicas, al permitirles recopilar la información que necesitan convirtiendo los datos en información, la información en inteligencia y la inteligencia en seguridad.

La precisión de la nueva tecnología digital y la manera en cómo se integra, no sólo a las empresas, sino con el sistema público de resguardo ciudadano, es la forma ideal en como los datos provenientes de redes de sensores, estaciones de medición y alarmas, entre otros, pueden cumplir con la promesa de ayudar a los organismos de seguridad públicos.”

Asimismo, las acciones de misión crítica de los cuerpos de seguridad privados utilizando tecnología digital podrían resultar esenciales en el momento de enfrentar un delito tan grave como el secuestro. Los elementos que sirven a funcionarios y ejecutivos tienen una función determinante ante este delito: son los primeros testigos de los hechos. Es por eso que los desarrolladores de tecnología nos hemos dado a la tarea de crear soluciones que los equipen con las mejores herramientas, con las que tendrán la capacidad de ser más oportunos en el momento en que actúan ante una situación crítica y al resguardar pruebas que sean fundamentales al momento de iniciar una investigación.

La precisión de la nueva tecnología digital y la manera en cómo se integra, no sólo a las empresas, sino con el sistema público de resguardo ciudadano, es la forma ideal en como los datos provenientes de redes de sensores, estaciones de medición y alarmas, entre otros, pueden cumplir con la promesa de ayudar a los organismos de seguridad públicos a ver, escuchar y hacer más con menos.

Así es como las funciones de la seguridad privada resultan indispensables, pues colaborar con los servicios públicos, además de proveer beneficios materiales a las empresas para las cuales prestan sus servicios, derivará en el aprovechamiento de datos para realizar predicciones, tomar decisiones inmediatas y mejor direccionadas, con el fin de establecer y crear ciudades mucho más seguras a través del combatir el delito. Solo de esta manera se podrían aminorar terribles daños económicos, o en el peor de los casos humanos, dando impulso a una sociedad mucho más próspera.

Huetzin Palazuelos, Gerente de canales, radios de dos vías en Motorola  Solutions México

También puede interesarte:

ALESTRA SUMMIT 2015 presentará tecnología para PyMEs

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario