El futuro de la manufactura

ALa empresa Deloitte explicó que ofrecer más por menos ya no es una estrategia sustentable, pues los fabricantes visionarios están buscando formas alternativas para crear e identificar valor. Es decir, ya no se trata sólo de vender el producto, sino de ganar una parte del valor que genera con su uso. De esta manera los fabricantes están encontrando posibilidades de este tipo y, en el proceso comienzan a transformar su forma de hacer negocios.

“La naturaleza del producto está cambiando, provocando que muchos productos trasciendan su papel como posesiones materiales, hasta convertirse en los servicios por medio de los cuales se paga para acceder.”

Como ejemplo explicó que en el salón del International Consumer Electronics Show 2015, en las Vegas, se presentó una nueva empresa con un nuevo producto: FirstBuild, que introdujo un nuevo modelo: “el Chillhub”, el cual es un refrigerador conectado por USB de código abierto con más de 50 funcionalidades entre las que destacan una luz LED que desinfecta, una súper enfriadora y un compartimiento de huevos que también los cocina.

Dicha empresa es una micro-fábrica establecida en Louisville, Kentucky, por la división electrodomésticos de General Electric (GE). Ésta sigue las mejores prácticas de una startup en un intento por mantener su relevancia y competitividad.

Esto quiere decir que todas las modificaciones hacen cada vez más obsoleto el modelo de negocio tradicional basado únicamente en fabricar productos y venderlas a cierto costo. El primer cambio representa el fin de la capacidad de los fabricantes para crear y capturar valor únicamente a través de la manufactura de “mejores” productos, así detalló Deloitte.

Así mismo comentó que el segundo cambio está relacionado con la cadena de suministro de la manufactura de productos, los avances en la tecnología y los cambios en las expectativas del mercado están haciendo posible que los fabricantes tomen impulso en una industria donde el tamaño era un aspecto importante.

“La popularidad creciente de los productos ‘inteligentes’, por ejemplo, ha llevado a algunas empresas de tecnología a incursionar en la industria de manufactura, ya sea mediante el desarrollo de software para ejecutar los productos, o mediante la fabricación de los productos en sí”, puntualizó el socio líder de la industria de manufactura, Manuel Nieblas.

Es por eso que Deloitte muestra cuatro áreas cuya dinámica contempla los cambios que se mencionaron:

  • Demanda del consumidor: El aumento en el poder de los consumidores y las necesidades insatisfechas en términos de personalización, adaptabilidad y co-creación están provocando la proliferación de nichos de mercado.
  • Productos: Los avances tecnológicos que permiten la modularidad y la conectividad están transformando a los productos de objetos “inútiles” a dispositivos “inteligentes”. Al mismo tiempo, la naturaleza del producto está cambiando, provocando que muchos productos trasciendan su papel como posesiones materiales, hasta convertirse en los servicios por medio de los cuales se paga para acceder.
  • Economía de la producción: las tecnologías como la manufactura aditiva están haciendo posible la fabricación de productos más rentables, con mayor rapidez, y en lotes más pequeños.
  • Economía de la cadena de valor: las tecnologías digitales están reduciendo la distancia entre el fabricante y el consumidor, lo que permite a los fabricantes evitar intermediarios tradicionales.

El directivo finalizó argumentando que el camino hacia el éxito es específico para cada negocio, y las empresas deben visualizarse en formas novedosas si quieren sacar el máximo provecho de las oportunidades disponibles.

Redacción

*Recuerda dejar tus comentarios*

También puede interesarte:

Estudio Tips Anónimos 2014 para combatir la corrupción

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario