Evalúa el desempeño de tus trabajadores

evaluaciónEl principal objetivo de un líder de negocios es el incrementar los ingresos de la empresa día con día, sin embargo este plan puede no salir a la perfección ya que muchas compañías descubren que a pesar de tener ventajas en esta área, sus ganancias anuales son bajas en comparación a la meta establecida.

“Hay muchas empresas en México que a pesar de tener muchas ventas de algún producto determinado, se ven obligadas a declararse en quiebra pues los procesos de manufactura y distribución para obtener y vender dichos productos son más costosos que las ganancias obtenidas.”

La consultora GRIP aconseja explorar un panorama de análisis de su negocio partiendo de un esquema de Gestión de Desempeño Corporativo, es decir, la implementación de una variedad de herramientas que ayudan a las empresas a hacer las inversiones adecuadas para vender los productos y servicios correctos con el objetivo de alcanzar y superar las metas de negocio.

Debido a esto el socio director de esta compañía, Jorge Uriega, señaló que “un negocio rentable no es aquel que tiene el mayor número de ventas de un producto estrella sino aquel que coloca en el mercado los productos y servicios correctos mediante los procesos operativos más eficientes. Hay muchas empresas en México que a pesar de tener muchas ventas de algún producto determinado, se ven obligadas a declararse en quiebra pues los procesos de manufactura y distribución para obtener y vender dichos productos son más costosos que las ganancias obtenidas”.

El esquema que el directivo ofrece (Gestión de Desempeño Corporativo) debe incluir la implementación de herramientas específicas que en conjunto ayudan a las empresas a evaluar continuamente el desempeño general del negocio y a mantenerlo en circulación, los pasos son:

  • Establecer un plan de negocio: como empresario se debe establecer la ruta y los objetivos de negocio a corto, mediano y largo plazo, revisando y analizando continuamente los objetivos y metas que se alcanzan mes con mes y modificar las acciones concretas en las áreas donde los objetivos no se alcanzaron.
  • Establecer indicadores clave de desempeño (KPI): éstos permiten a la empresa tener parámetros específicos que permiten detectar el rendimiento y productividad de las distintas áreas operativas y administrativas del negocio.
  • Alinear los procesos de negocio: alinear los objetivos financieros con las metas de satisfacción del cliente, los procesos internos y la cultura organizacional. “Cuando todos dentro de la empresa persiguen el mismo objetivo, el éxito está garantizado”, comentó el directivo.
  • Implementar soluciones de cuadros de mando: contar con tableros en los cuales los directores empresariales monitoreen el desempeño de todas las áreas de negocio en tiempo real, de esta manera la toma de decisiones será más fácil.
  • Activar los mecanismos de mejora continua: lo que sigue es mantener un ajuste continuo de los procesos operativos y analizar si las metas y objetivos siguen en vigencia, haciendo ajustes necesarios en cualquier momento para que el negocio esté operando perfectamente.

La clave para un excelente desempeño es el motivar a los trabajadores y transmitirles la confianza de que cualquier problema que detenga su productividad, puedan acudir a su jefe directo y revisen el por qué no se logran los objetivos, además como líder de un negocio es importante monitorear y puntualizar los problemas en esta área.

Redacción

*Recuerda dejar tus comentarios*

También puede interesarte:

¿Cómo evaluar los resultados de tus estrategias?

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario