El lavado de dinero, un gran problema para latinoamérica, representa un 7% del PIB para la región, $400 mil millones de dólares al año

lavadodedineroCarlos Garcia-Pavia, Director de Soluciones, Prevención de Lavado de Dinero de LexisNexis® Risk Solutions

Latinoamérica, es una región que hoy en día sufre de graves problemas relacionados con el tema de Lavado de Dinero. El narcotráfico, es una actividad que diariamente fortalece esta situación, hoy en día representa un 7% del PIB (Producto Interno Bruto) de la zona, unos $400 mil millones de dólares al año, causando graves problemas para la economía de los países que conforman dicha entidad.

“El pago de sobornos a funcionarios públicos y personas con posiciones de poder en la iniciativa privada pasa desapercibido para las instituciones financieras debido a prácticas inadecuadas de conocimiento del cliente, lo cual impide establecer los controles de monitoreo de flujos financieros necesarios para esos individuos.”

Los bancos, han sido severamente castigados por las regulaciones para combatir estos delitos financieros, algunos han sido penalizados con hasta 9 mil millones de dólares en multas por las violaciones a las leyes de secreto bancario. Para prevenir el lavado de dinero, la corrupción y el fraude es vital tener acceso a la información y transparencia para el adecuado  conocimiento de clientes, proveedores, socios comerciales y en general cualquier entidad con quién se establece una relación de negocio para saber quién está detrás de éstas relaciones. La falta de disponibilidad y acceso a información digital en Latinoamérica dificultan significativamente la tarea de investigar adecuadamente a las personas y  empresas que diariamente operan en las Instituciones Financieras.

Existen diferentes factores que permiten que el Lavado de Dinero siga creciendo en Latinoamérica:

  • Crisis Financiera a nivel mundial. La recesión a partir del 2008 es parte del problema. Los fondos son más restringidos, los trabajos son más escasos y a causa de esto,  algunas personas recurren a otros medios (economía informal/actividades ilegales/lavado de dinero) para poder llevar recursos a sus casas.
  • Controles de divisas y la demanda del dólar. Los controles en el cambio de divisas impuestos por algunos gobiernos de la región, resultan en un mayor uso de efectivo en transacciones financieras, por lo tanto favoreciendo los esquemas de Lavado de Dinero basado en el intercambio de efectivo en la economía informal.
  • Crimen Organizado. Latinoamérica ha sufrido un incremento en los altos índices de violencia y actividades criminales relacionadas con la delincuencia organizada.
  • Corrupción. El pago de sobornos a funcionarios públicos y personas con posiciones de poder en la iniciativa privada pasa desapercibido para las instituciones financieras debido a prácticas inadecuadas de conocimiento del cliente, lo cual impide establecer los controles de monitoreo de flujos financieros necesarios para esos individuos. Esto costó a México más de 20 mil millones de dólares en el 2014, el equivalente a 15% de la inversión en el sector público ese año, derivando en un avance de 10% en el índice de percepción de la corrupción en México que resultó en una pérdida del 2% del PIB. Esto representó en 2014 una pérdida de 22 mil  millones de dólares del PIB; dinero que bien pudo haber propulsado el crecimiento económico del país de haber sido integrado a la economía.

Actualmente, el negocio del Lavado de Dinero en territorio mexicano va en aumento. La Secretaria de Hacienda y Crédito Público y el Senado de la República continúan valuando estas actividades ilícitas en poco más de  10 mil millones de dólares.

El tema del Lavado de Dinero es de alta gravedad en México, país en el que se ha desarrollado principalmente por la fuerte influencia de los carteles del narcotráfico, la corrupción y el crimen organizado. Para darle fin a este problema, es necesario tener un marco legal adecuado y acompañado de una efectiva impartición de justicia que realmente esté libre de impunidad, además de fomentar la implementación de programas solidos de ética y cumplimiento en todo el sector productivo para que haya un verdadero cambio positivo en el comportamiento de los negocios y de los funcionarios públicos

Las empresas deben de contemplar y desarrollar ciertas cualidades para poder acabar con el Lavado de Dinero, destacando los siguientes 4 puntos principales:

  1. Nitidez Financiera. Mantener un conocimiento total acerca de las operaciones financieras que se realizan en las empresas
  2. Equipos Especializados. Contar con equipos de administración y contabilidad que conozcan perfectamente los temas de lavado de dinero, corrupción y cómo prevenirlos
  3. Conocimiento del Cliente. ¿Quién es esa persona o empresa que pretende hacer negocios con la compañía? ¿Cuál es su objetivo?
  4. Aplicación de herramientas de apoyo. Existen programas de software con bases de datos públicas que permiten a las compañías obtener la información necesaria para evaluar el riesgo asociado con el cliente o inversor que se acerca a ellos.

La Asociación de Especialistas Certificados en la Prevención de Lavado de Dinero (ACAMS por sus siglas en Ingles) fomenta la educación, el intercambio de información y el conocimiento de las mejores prácticas para la prevención de este delito financiero. Profesionales en las áreas de Riesgo, Etica y Cumplimiento normativo en todos los segmentos de la industria encuentran en ACAMS (www.acams.org) un sólido apoyo para el adecuado manejo de sus programas de prevención de riesgo y cumplimiento.

Recuerda dejarnos un comentario

Deja un comentario