4 tips para salir del bache en tu negocio

tropiezos-de-tu-pymeKarla Andrade abrió una lavandería hace ya casi tres años con ayuda de su esposo, su negocio crecía bastante bien que ya podía contratar a alguien que la apoyará los fines de semana para ella disfrutar esos días con su esposo e hija. Sin embargo hace un año una terrible tragedia le arrebató la vida a su pareja, por lo que ella creyó que sola no podía con su negocio.

“Cada uno de estos pasos ayudó a la pymempresaria a seguir funcionando con su lavandería, actualmente está en busca de abrir una nueva sucursal y está contratando personal.”

En más de una ocasión decidió cerrarlo y buscar trabajo para mantener a su hija y a la próxima que venía en camino, la depresión cuando su marido partió fue un golpe muy duro que todavía recuerda con tristeza pero estaba convencida que necesitaba un cambio de actitud para restablecer su lavandería y sacar adelante a sus hijas.

De acuerdo con información del INEGI, de cada cien negocios que nacen al mismo tiempo en México, 70 mueren antes de cumplir cinco años. Mientras que sólo el 11% llegan a los 20 años. Esto se da principalmente por la falta de experiencia de muchos emprendedores, sin embargo algunos casos se manifiestan por problemas personales como los que vivió Karla.

“Mi inspiración fueron mis hijas, quedé sola con una pequeña a punto de entrar a la escuela y otra en camino, no podía transmitirles el cómo me sentía; al contrario tuve que ‘ponerme las pilas’ y renovar mi negocio que tanto trabajo nos costó poner a mi esposo y a mí”, explicó la emprendedora.

El “bache” emocional que experimentó Karla Andrade, por fortuna, duró el tiempo justo para regresar y retomar su vida de emprendedora; debido a esto nos compartió algunos consejos para aquellas personas que se enfrenten a dificultades personales y no caigan en el desánimo de cerrar sus empresas:

  • Cambia de pensamiento negativo a positivo: “la vida sigue, el despedir a un ser querido es difícil, pero los que nos quedamos aquí tenemos que seguir creciendo”.
  • Busca una motivación: para Karla su principal motor son sus hijas, el sacarlas adelante y transmitirles la enseñanza hacia una educación emprendedora para resolver los problemas, fue lo que detonó su renovación.
  • Habla con tus clientes: Karla cerró su negocio por más de dos semanas, por lo que la mayoría de sus clientes aseguraron que había cerrado por completo, al platicarles su situación y el cómo seguirá trabajando sirvió para que la recomendarán con otras personas.
  • Desahógate con un especialista: las dificultades personales que puedan afectar la actitud emprendedora pueden ser muchas, desde falta de motivación hasta el perder a un familiar, Karla acudió con una psicóloga que le ayudó a visualizar su energía de manera positiva.

Cada uno de estos pasos ayudó a la pymempresaria a seguir funcionando con su lavandería, actualmente está en busca de abrir una nueva sucursal y está contratando personal para que la apoye cuando tenga que salir a festivales con sus hijas. “Siempre voy a extrañar a mi esposo, pero gracias a él pude iniciar con este negocio y no voy a dejarlo nada más porque sí, le estoy demostrando el impacto que causó en mí”, finalizó.

Montserrat Rivera

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

Dentalia, un caso de éxito y una prestación a empleados

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario