Conviértete en una Empresa Socialmente Responsable

RSEApoyar una causa social, no sólo ayuda a la empresa a resaltar entre la competencia, sino que también involucra la participación de los empleados y clientes en temas ajenos a su persona. Como PyME, el incluir este tipo de propuestas en planes de crecimiento, permite sobresalir en cuestiones ajenas al mercado y ayudar al mismo tiempo a resolver un problema social.

“Ser una empresa socialmente responsable causa resultados positivos, ya sea para mejorar la imagen de la institución entre los consumidores y dar a conocer el motivo por el que se hace.”

La consultora filantrópica, Erin Giles, comentó a medios de comunicación que el encontrar causas que les apasionen y vinculen el mensaje con las empresas, asegura que gran parte de los consumidores se preocupen por saber cómo una pequeña empresa puede incluir sus funciones “para hacer del mundo un lugar mejor”.

No se trata de buscar una causa sumamente grande, quizá se deba empezar por apoyar a personas dentro de nuestra comunidad para resolver un dilema que generé cambios impactantes, desde ayudar a los vecinos con una campaña para evitar tirar basura, hasta cooperar para mejorar las condiciones educativas de la zona.

Ser una empresa socialmente responsable causa resultados positivos, ya sea para mejorar la imagen de la institución entre los consumidores y dar a conocer el motivo por el que se hace. En el marco del Día Mundial de la Asistencia Humana, compartimos algunas recomendaciones de la consultora Erin Giles para contribuir a resolver un problema social:

  • Relaciónate con la comunidad: obsérvalos e infórmate sobre las necesidades de tu localidad, puede ser en escuelas de la zona, familias o concluir programas de apoyo social que aún no se han concretado. “Cody Pierce, presidente de marketing de Pizza Ranch en Iowa, asegura que el restaurante lleva a cabo noches de ‘impacto comunitario’, donde los amigos y las familias apoyaban a una causa social local. Se llena el local y de paso construye una relación más profunda con sus consumidores”.
  • Incluye a tu personal: motiva a los empleados y de esa manera se crea un grupo inspirado, colaborativo y enfocado en obtener las metas. Nunca se debe obligar a las personas a participar, pero muestra la opción de que se conviertan en voluntarios durante sus horas laborales y participen en actividades sociales fuera de la empresa.
  • Preparar la red de voluntarios: una vez que unas a tu grupo a participar, analiza las fortalezas de tu equipo de trabajo y de ahí se determina el tipo de actividad a realizar.
  • Comparte con tus clientes: después de elegir la causa social, asegúrate de que los consumidores se enteren de lo que estás haciendo a favor de la comunidad, comparte a través de redes sociales fotos de las actividades e invítalos a participar. “Lo importante es que los consumidores sepan a quién estás ayudando, cuánto estás dando, cómo lo estás haciendo y cómo pueden unirse a este esfuerzo”, asegura la experta.

Siempre es una opción viable dar en lugar de recibir, no sólo porque ayuda a tu empresa a darse a conocer, sino también estás apoyando a resolver un dilema social para crear impacto dentro de tu comunidad. Antoine Riboud, fundador y presidente de Gupo Danone, dijo “conduzcamos nuestros negocios tanto con el corazón como con la cabeza, y no olvidemos que mientras que las fuentes de energía del planeta son limitadas, aquellas que nos mueven son ilimitadas cuando estamos motivados”.

Montserrat Rivera

Recuerda dejar tus comentarios

También puede interesarte:

6 elementos de la responsabilidad social en tu empresa

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario