Lleva tu empresa familiar al siguiente nivel

sucesion-familiar

En México, el 65% de las PyMEs son empresas familiares y muchas empresas de gran tamaño caen también en esta categoría. Una estadística preocupante es que este tipo de empresa, el 60% no llega a la segunda generación y sólo un 20% llega a la tercera (CNN Expansión). Para evitar que eso le pase a la tuya, sigue estas recomendaciones:

“Muchos directores de empresas familiares se han formado en la práctica, busca ingresar a una universidad o capacítate y capacita a los tuyos en áreas clave como planeación estratégica, técnicas de venta y herramientas digitales.”
  1. Evalúa quién cabe y quién no. En una empresa familiar, todos quieren participar, sin importar si cumplen con el perfil o características necesarias para el puesto o no. Aunque quieras darle gusto a todos, recuerda que lo que está en juego es el patrimonio de tu familia. Elige a tus colaboradores con base en sus conocimientos, aptitudes y actitudes y no con base en el parentesco.
  2. No tomes prisioneros. Es lo contrario al punto anterior, tampoco puedes obligar a alguien a participar sólo porque la empresa es “de la familia”. Deja que cada quien siga su camino y tal vez, cuando sea el momento, su experiencia servirá a la empresa familiar.
  3. No la “sangres” antes de tiempo. Uno de los principales riesgos de la empresa familiar es que todos quieren su rebanada de pastel, antes de que este esté horneado. ¿Qué significa? No todos pueden ser gerentes o directores, el trabajo debe dividirse igual (y con los mismos sueldos) que cualquier empresa.
  4. Prepara a tu personal. Una buena formación académica es necesaria para hacer crecer a tu empresa. Muchos directores de empresas familiares se han formado en la práctica, busca ingresar a una universidad (muchas ofrecen programas flexibles para ejecutivos ocupados) o capacítate y capacita a los tuyos en áreas clave como planeación estratégica, técnicas de venta y herramientas digitales.
  5. Planea la sucesión. Uno de los mayores retos es cuando tiene que retirarse quien está a la cabeza. Encontrar al sucesor adecuado no siempre es fácil, pero he aquí un secreto: la mayoría de los grandes imperios dejan que los expertos se encarguen. Por ejemplo, mira el caso de la heredera Paris Hilton. Ella se dedica a vivir su vida mientras expertos en negocios manejan y hacen crecer sus activos.

Si quieres asesoría o un plan de capacitación al alcance de tus posibilidades para una empresa familiar, escríbeme: eila@winking.mx o contactarme en Twitter @EilaZalles. ¡Éxito y suerte! Eila Zalles

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

Los 7 retos de la empresa familiar

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario