Los líderes avanzan en paralelo a la tecnología

1lideres-cristianos-liderazgoHoy día los clientes son más sofisticados porque tienen internet y eso permite que accedan a un mayor número de información. Lo cual lleva directamente a que antes de comprar puedan comparar precio, calidad, forma, tamaño, etcétera.

“En el ámbito empresarial y de gobierno ante la incertidumbre, estas cuatro indicaciones se siguen de igual manera, solo que se visualiza desde si la empresa quiere enseñar y capacitar a su personal.”

Según la directora general de ManpowerGroup,  Mónica Flores,  para 2023 la información  en la web se va a duplicar respecto de la actual, y eso influirá directamente en el cliente quien se volverá más crítico.

Para ello, los líderes emprendedores deben tener en cuenta que en la medida en la que tecnología avance, éstos deben hacer lo mismo. Y saber que la forma en que manejen sus productos o servicios deben ser cuidados. Esto, por la repercusión que puede tener en una comunidad aparentemente alejada en donde, si algo fallará, el internet será el medio para difundir cualquier inconformidad.

Los líderes del siglo XXI deben tener habilidades y competencias en tres tipos de orden:

1.- Educación básica: Tiene que ver con la aplicación en sus actividades diarias. Incluye aritmética, alfabetización (ortografía), ciencias, tecnología, finanzas, cultura y civismo.

2.- Competencias: Relativo a cómo enfrentar retos. Engloba pensamiento crítico y resolución de problemas, creatividad, comunicación y colaboración.

3.- Cualidades de carácter: Referente a la forma de actuar de la persona en un ambiente que tiende a cambiar. Aquí la curiosidad, iniciativa, persistencia, adaptabilidad, liderazgo y conciencia social, además de cultural son importantes.

Pero también los líderes deben identificar en dónde mejorar, ya sea de manera individual o bien como empresa, pero también como gobierno.

1.-En la parte individual. La persona debe ser consciente de las competencias y habilidades que sí tiene o de las que carece.

2.- Investigar cómo puede aprender. Quizá su incompetencia está en no saber usar redes sociales.

3.- Saber con cuánto tiempo y dinero se cuenta. En el caso de redes  sociales no es un servicio imposible de pagar, pero quizá la carencia no está ahí, sino por ejemplo, en llevar una contabilidad ordenada. Ello podría significar un gasto mayor.

Y de acuerdo con la directora de ManpowerGroup el mayor de los obstáculos para las personas es el cuarto y último: el querer aprender. Excusa que muchos anteponen.

En el ámbito empresarial y de gobierno ante la incertidumbre, estas cuatro indicaciones se siguen de igual manera, solo que se visualiza desde si la empresa quiere enseñar y capacitar a su personal y si además tiene la motivación para desarrollar lo que haga falta para que los empleados aprendan y sean productivos.

Una gráfica presentada durante la Semana Nacional del Emprendedor 2015 por Mónica Flores durante su conferencia indicó que en México el 54% no tiene talento y por ello está desempleado.

Los líderes deberán estar preparados ya no solo para atender a una absorbente generación Y (Millenials 1980-1995) sino a una exigente Verde también llamada Z porque ellos sí son nativos digitales.

Norma Martínez

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

Arma tu equipo ganador

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario