¿Te liquidaron? Los sí y los no antes de invertirlo en un negocio

despido

Si te despidieron y tienes espíritu emprendedor, tal vez consideres que es el momento ideal para arrancar tu negocio, especialmente si te dieron una buena liquidación que puedes utilizar como capital para arrancar.

“No cometas el error de “matar a la gallina de los huevos de oro”, es decir, querer “sangrar” tu negocio antes de que sea tiempo.”

Eso suena fantástico pero hay un punto a considerar: tu liquidación debe proveerte de los medios para que te mantengas hasta poder obtener otra fuente de ingresos, si lo inviertes todo necesitarás que tu negocio empiece a generar ganancias de inmediato, cuando sabes que un negocio es como una plantita que hay que regar para dar frutos.

No cometas el error de “matar a la gallina de los huevos de oro”, es decir, querer “sangrar” tu negocio antes de que sea tiempo. Los primeros meses (o años) de inversión constante son fundamentales para garantizar el crecimiento y futuro de la compañía.

Antes de invertir tu liquidación, analiza:

  1. Tu situación familiar: ¿Tienes hijos pequeños, estás pagando renta o hipoteca? ¿Eres el principal sostén económico de tu casa? O por el contrario, ¿Tu pareja trabaja y gana lo suficiente para mantener los gastos de la casa por un buen tiempo? ¿Tienes hijos ya adultos que pueden apoyarte si lo necesitas?
  2. El tipo de negocio y la rentabilidad esperada. La mayoría de los negocios requieren un par de meses para empezar a generar ganancias, algunos toman más tiempo. Evalúa en cuánto tiempo esperas ver el retorno.
  3. Tu posibilidad para generar otros ingresos de tiempo parcial. Iniciar un negocio es muy demandante, pero si puedes hacerte tiempo para tener un ingreso de medio tiempo

¿Entonces qué hago?

Divide y vencerás: está bien utilizar una parte de tu liquidación para arrancar, pero no te la gastes toda. Establece un presupuesto y apégate a él. Ten claro cuánto puedes gastar cada mes estirando los pesos (tanto en casa como en el negocio) para que el dinero rinda lo más posible y puedas aguantar el tiempo suficiente a que tu negocio sea rentable por sí mismo.

Si quieres asesoría o un plan de capacitación al alcance de tus posibilidades para tu empresa, escríbeme: eila@winking.mx o contactarme en Twitter @EilaZalles. ¡Éxito y suerte! Eila Zalles

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

Claves para invertir en una franquicia

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario