Creatividad y Organizaciones

NOTA1PRINCIPAL

La creatividad es una característica presente en la gran mayoría de los individuos, independiente del grado de desarrollo que estos logren, vemos en la práctica que esta creatividad inherente al ser humano enfrenta por lo general numerosas barreras a la hora de ser desarrolla al interior de las organizaciones en general y en América Latina en particular, si observamos la tasa de innovación y de creación de nuevas empresas de alto impacto especialmente comparados con USA, Europa o Japón. 

“Habitualmente las organizaciones al igual que las personas muestran una cierta resistencia al cambio. Existe de alguna forma una confianza en la experiencia ganada y en la certidumbre asociada a los procedimientos ya establecidos.”

Barreras clásicas a la creatividad

Habitualmente las organizaciones al igual que las personas muestran una cierta resistencia al cambio. Existe de alguna forma una confianza en la experiencia ganada y en la certidumbre asociada a los procedimientos ya establecidos. Es nuestra naturaleza humana ser en mayor medida contrarios al riesgo y preferir evitarlos en la medida de lo posible. Lamentablemente y tal como estamos presenciando en el presente siglo, el momento cuando comprendemos que debemos cambiar o innovar ya es demasiado tarde debido a la agilidad de la competencia, particularmente a nivel internacional.

Por otra parte, en nuestra cultura no es bien visto experimentar y eventualmente cometer errores en el proceso de búsqueda de nuevas soluciones o alternativas más eficientes o atractivas para diversas problemáticas. En otras palabras el fracaso es el peor de los resultados posibles y es necesario evitarlo a toda costa. Evidentemente en este escenario es difícil motivar o incentivar a los miembros de una organización a sugerir nuevas ideas o procesos alternativos, el costo asociado si las ideas no funcionan es demasiado alto.

Algunas medidas que cada vez más compañías están desarrollando consisten en separar la responsabilidad formal de las nuevas propuestas respecto de quienes las proponen y dejar la decisión en un comité de innovación transversal, el cual evalúa los proyectos y decide si el riesgo es aceptable para la organización explicitando a los miembros que un resultado desfavorable es atribuible al comité evaluador y al equipo que implementa la iniciativa y no exclusivamente de quien propone o impulsa internamente la idea.

Mtro. Angelo Gordillo A., Director Incubadora de Negocios Universidad Anáhuac

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

Pruebas piloto y enfoque al cliente

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario