El dilema del emprendedor: ¿Invertir tiempo o dinero?

como-invertir-dineroEmprender un negocio conlleva un sinfín de actividades que, en la mayoría de los casos, acaban siendo realizadas por una sola persona. Terminamos volviéndonos pulpos de 8 brazos que a veces necesitan también 8 cabezas para manejar los diferentes aspectos de la empresa. Esto puede ocasionar que muy pronto dejemos de dedicarle la atención necesaria a cada cosa, con lo cual pueden aparecer los problemas.

“A menos que tú seas especialista en este tema, es mejor contar con un contador creativo que te ayude a generar las mejores estrategias fiscales para sacarle el mayor provecho a tu actividad.”

A veces pensamos que nadie puede hacer las cosas más que nosotros, otras veces sabemos que necesitamos ayuda pero eso implica un gasto que para las empresas incipientes puede ser difícil de sostener. Para que decidas si necesitas ayuda o no y en qué áreas vale la pena invertir en ayuda, básate en esta guía:

Qué debes hacer tú:

  • Actividades estratégicas del negocio, es decir, aquellas que si no realizas tú mismo representan una pérdida ya sea económica, de oportunidad o de aprendizaje. Por ejemplo: relación con clientes importantes, elaboración del modelo de negocio de tu empresa, etcétera.
  • Aquellas actividades en las que seas experto.

Qué puede hacer alguien más:

  • Actividades que requieran un alto nivel de conocimiento o experiencia y que, además, sean esenciales para el negocio. Por ejemplo, el cocinero de un restaurante,
  • Actividades relacionadas con el manejo de tus finanzas. A menos que tú seas especialista en este tema, es mejor contar con un contador creativo que te ayude a generar las mejores estrategias fiscales para sacarle el mayor provecho a tu actividad; y un administrador que te ayude a determinar qué se debe hacer cómo, que organice y controle los recursos para que tú puedas concentrarte en lo importante.
  • Actividades que es más barato contratar que realizar. Estas son las más difíciles de definir. Empieza por asignar un “valor” a tu tiempo. Por ejemplo, visitar a los principales clientes tiene un valor superior, que, digamos, repartir volantes en la calle. Es decir, si dejas de visitar a un cliente por estar repartiendo volantes, estás haciendo perder a tu negocio.

Si quieres asesoría o un plan para arrancar tu negocio, escríbeme: eila@winking.mx o contactarme en Twitter @EilaZalles. ¡Éxito y suerte! Eila Zalles

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

¿En qué es recomendable invertir y en qué no?

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario