El dinero como instrumento

ideas para ganar dinero

Las personas antes que aprender a cómo generar dinero, aprenden a gastarlo. Y sólo cuando se ven en la necesidad de administrarlo, buscan cómo manejarlo de manera correcta, esto según el especialista en finanzas personales, Mauricio Candiani.

“El ahorro es una conducta aprendida y que no hay personas que por naturaleza sean ahorrativos, sino que han sido educadas o se han reeducado para no gastar aunque se tenga el dinero.”

En ese sentido, el ahorro debe ser parte de saber utilizar como instrumento al dinero. Éste debe manipularse en tres rubros: “cuando lo ganamos, cuando lo usamos y cuando lo guardamos”, señala.
Candiani apunta que el dinero no es otra cosa más que el valor de lo que se genera para los demás. Así también, dice, es una consecuencia de la “generación del valor de lo que hacemos” y que esa labor debe aprenderse a cobrar bien.

El dinero tiene tres principios que sirven como base para un uso adecuado y que funciona en cualquier individuo a cualquier nivel. Según el también empresario la gente utiliza su capital en necesidades, en gustos y caprichos. Por ello le es complicado tener el hábito de ahorrar.

Recalca que el ahorro es una conducta aprendida y que no hay personas que por naturaleza sean ahorrativos, sino que han sido educadas o se han reeducado para no gastar aunque se tenga el dinero. “La sensación de ahorrar dinero, es una sensación que se aprende”.

Él, subraya que en la sociedad actual no se nombra a la moneda con comodidad. Que los padres que no han sabido llevar su economía heredan a los hijos la palabra dinero como algo que traerá problemas, y que a partir de ahí es que mucha gente tiende continuamente a hablar de “pobreza”.

Mauricio, conferencista en ventas y liderazgo piensa que quienes pronuncian “pobreza” deben enfocarse en “construir” plataformas que les ayuden a generar riqueza. Considera que la relación con el dinero es a partir de la abundancia, pero también en “guardar lo que te sobra”.

En sentido estricto la riqueza es: “un efecto de guardado de un proceso de la acumulación constante de ingresos variables”, comenta.

Por otra parte, Mauricio Candiani argumenta que los gastos se dividen en tres apartados: gastos fijos, gastos variables y gastos contingentes. Los segundos son aquellos que se van controlando y en los terceros entran los que no están planeados, y varían en función de casos como accidentes o enfermedades que implican gastos mayores. Recomienda tener como mínimo un “guardadito” de 3 a 6 meses de ahorro para cualquier eventualidad. Ésto, argumenta, debe ser tomado en cuenta por aquellas personas que “resuelven sus necesidades básicas a diario”. Dice que de ahí la importancia de ahorrar, ya que una persona o empresario vive diferente si ahorra un poco que “viviendo más allá de sus capacidades de ingreso” excediendo “el nivel de vida que te puedes dar”.

Candiani ofrece conferencias a través de Allenamenti en temas de liderazgo, negocios, finanzas personales. Su experiencia, entendimiento y visión le han permitido penetrar en la mente de la personas y asegura que sus argumentos han ayudado a la gente que lo escucha a tomar mejores decisiones en su vida.

Norma Martínez

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:
Tecnología: ¿herramientas de trabajo o distractores?
Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario