Llegó el principio del fin de tasas bajas en el mundo desarrollado

tasas de interes

El reporte de empleo del mes de octubre de EUA, empujó la balanza hacia que la economía estadounidense es capaz de generar inflación independiente de la desaceleración de las economías emergentes y el resto del mundo desarrollado. En particular, resaltan los últimos comentarios “dovish” de los bancos centrales de la eurozona y de Inglaterra, refiriéndose a la afectación que tienen sus economías por la desaceleración de los países emergentes y que estaría incidiendo en sus políticas monetarias. La pregunta siempre fue si la economía americana también sería afectada y llevaría a la Fed a retrasar indefinidamente el alza de tasas.

“La atención ahora deberá centrarse en cuál es la tasa de equilibrio o la tasa final a la que la Fed llevará la tasa de interés de referencia en los próximos años. Lo que hemos observado, es que el mercado ha estado consistentemente por debajo de la tasa estimada por la Fed, pero recientemente se ha acercado.”

En septiembre, el comunicado de la Fed fue muy claro en evidenciar que los miembros de la Fed pensaron que también sería el caso para la economía estadounidense, es decir que la desaceleración de la economía global ponía presión a la baja en la inflación de EUA y lo aconsejable era postergar el alza de tasas. Sin embargo, como hemos apuntado la Fed también tiene prisa de comenzar el proceso de normalización de tasas para evitar la creación de “burbujas” en los precios de los activos por exceso de dinero barato, y salir de la tasa cero que corresponde con la crisis pasada. En este contexto, nuestro escenario base fue que consideró el comienzo del alza de tasas para diciembre pero, con una trayectoria muy pausada. El que la Fed suba tasas y el resto del mundo desarrollado esté considerando más relajamiento presionaría nuevamente al dólar estadounidense a fortalecerse, y eso es restricción monetaria para Estados Unidos y en parte, es lo que retrasó el alza de tasas en EUA hasta ahora.

El reporte de empleo de hoy, muestra que aunque el sector de la manufactura no añadió empleos en el mes de octubre, el resto de la economía aumentó la nómina no-agrícola en 271 mil contra un estimado de 185 mil. Por su parte, los salarios por hora crecieron 2.5% con respecto al año previo, por encima del esperado y de la lectura del mes anterior, ambos en 2.3%. En suma, este reporte aporta argumentos a favor de que no es necesario que el sector de la manufactura, afectado por la desaceleración del resto del mundo y por el dólar fuerte crezca para que la economía americana apoyada en su sector servicios e inmobiliario genere inflación. Eso no justifica, a nuestro juicio, modificar todavía una aceleración en el ritmo pausado de alza de tasas que habíamos sugerido en nuestro escenario base y más que los precios de las mercancías como el petróleo siguen bajos.

La atención ahora deberá centrarse en cuál es la tasa de equilibrio o la tasa final a la que la Fed llevará la tasa de interés de referencia en los próximos años. Lo que hemos observado, es que el mercado ha estado consistentemente por debajo de la tasa estimada por la Fed, pero recientemente se ha acercado. Entonces, no podemos descartar que cuando comience el ciclo de alza, el mercado siga acercándose a la trayectoria planteada por la Fed, los famosos “dots” que fijan dicha tasa en 3.5%. También, hay que considerar que la Fed ha disminuido su cálculo de dicha tasa a lo largo del año. En la reunión de diciembre estarían actualizando dicho cálculo. En suma, podríamos esperar que cierre 2016 en 1%, 2017 en 2% y 2018 en 3%, comenzando el ciclo de alza este diciembre.

Débora Luna, Subdirectora de Estrategias de Mercado FinaMex

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

Tres tipos de inversión

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario