5 recordatorios que debes tomar en cuenta cuando estás molesto

NOTA3PRINCIPAL

Hace tiempo aprendí una frase que marcó mi vida: “Yo no soy responsable de tus emociones” y es que es muy común que en afán de no lastimar a otros acabemos haciendo cosas de las que no estamos convencidos, o sintiéndonos culpables por algo que hicimos; sin embargo, esta es una forma “sutil” de  manipulación que hemos aprendido socialmente para lograr nuestros deseos.

Evita las discusiones y, si te es posible, pasa tiempo solo. Esto ayudará a disminuir el malestar y encontrar un espacio de ecuanimidad. La distancia emocional permite que la ráfaga inicial de una emoción negativa se disipe y puedas tomar las cosas con más calma.

Este tipo de manipulación se presenta en mayor caso como parte de las relaciones de pareja en las que, además, los clichés de amor romántico y sufrimiento por amor afectan la manera en que nos relacionamos, sin embargo, el no tomar en cuenta lo que el otro siente dado que estamos cegados por la ira es muy desgastante para la relación.

Por eso, es importante que, cuando te sientas molesto, tomes en cuenta estas pequeñas recomendaciones.

  1. Sé responsable de tu estado de ánimo. Si te enfadas por cosas que sucedieron en lo laboral, no lleves los problemas a casa, o viceversa, no culpes ni castigues a otros por la manera en la que te sientes.
  2. Aprende a conocer y reconocer tu estado anímico de acuerdo con las situaciones que se te presentan y a manejarlo de una manera más asertiva.
  3. Sé responsable de tus conductas. Las emociones se presentan de acuerdo a los pensamientos que las generan, no es sencillo, pero puedes frenarlos, sin embargo, las conductas que lleves a cabo son tu entera responsabilidad y puedes aprender a controlarlas de una forma más sencilla que el control de emociones.

Evita los tratos agresivos.

  1. Evita las discusiones y, si te es posible, pasa tiempo solo. Esto ayudará a disminuir el malestar y encontrar un espacio de ecuanimidad. La distancia emocional permite que la ráfaga inicial de una emoción negativa se disipe y puedas tomar las cosas con más calma.
  2. Recuerda que las emociones son sólo tuyas y nadie más tiene la obligación de sentir lo mismo que tú.

Si quieres aprender a conocer tus emociones o iniciar un tratamiento psicológico contáctanos en: khunpsicologia@gmail.com

Ma. Teresa Farfán

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

La conexión entre la mente y el cuerpo: cómo sus emociones 

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario