Innovación y Religión

NOTA1PRINCIPAL

Un reciente artículo escrito por Roland Bénabou, Davide Ticchi y Andrea Vindigni de las Universidades de Princeton y del IMT de Italia busca establecer en base a determinados parámetros estadísticos, tales como el número de solicitudes de patentes por habitante, la relación entre grado de religiosidad de la población con el desarrollo de nuevas ideas y creatividad empresarial.

“…en la Incubadora de Negocios, vemos con mucha satisfacción la creciente cantidad de proyectos que buscan poner al servicio de los más desposeídos los avances científicos para impactar positivamente en su calidad de vida y posibilidad de mejorar su acceso a la educación, alimentación y vivienda”

Producto de la revisión de este interesante modelo de investigación internacional, vemos que un análisis exploratorio a nivel local nos muestra las bondades de esta combinación de valores humanistas al encuentro del desarrollo científico, tecnológico y empresarial en beneficio de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.

Volviendo al campo internacional, hemos visto sistemáticamente como el vertiginoso avance del conocimiento puede conducirnos por caminos que atenten contra la dignidad de las personas, razón por la cual creemos es fundamental promover este desarrollo intelectual en el marco de la formación de personas integras con valores robustos al servicio de nuestra comunidad que puedan conducir y liderar estos avances de manera armónica con la sociedad y el medio ambiente.

Interesantes iniciativas se encuentran en desarrollo en este contexto, como por ejemplo el Premio Santander a la Innovación Empresarial y a Proyectos con Impacto Social, en el cual los alumnos de nuestra Universidad participan activamente cada año, siendo reconocidos como la Universidad con mayor número de proyectos participantes y obteniendo el tercer lugar en la última edición del Premio.

Por otra parte en la Incubadora de Negocios, vemos con mucha satisfacción la creciente cantidad de proyectos que buscan poner al servicio de los más desposeídos los avances científicos para impactar positivamente en su calidad de vida y posibilidad de mejorar su acceso a la educación, alimentación y vivienda.

A manera de ejemplo, actualmente estamos asesorando al proyecto INTEGRA de alumnos de Ingeniería que se encuentran desarrollando Cooperativas de Viveros Hidropónicos en las afueras de la Ciudad de México, las cuales buscan producir a nivel familiar alimentos orgánicos para su propio consumo y venta, lo que les permita generar un ingreso complementario especialmente a las mujeres de estas comunidades que normalmente deben quedarse en casa al cuidado de los hijos.

Mtro. Angelo Gordillo, Director Incubadora de Negocios Universidad Anáhuac

Recuerda dejarnos un comentario

 También puede interesarte:

 Evita la discriminación laboral

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario