Laboratorios para diseñar el futuro

NOTA3PRINCIPAL

Desde el ITESO se desarrollan proyectos de alta tecnología que responden a los retos de la industria automotriz –por ejemplo, vehículos más eficientes, más seguros y más amables con el medio ambiente– están puestos sobre la mesa.

“A lo largo del proceso de innovación se descartan muchas ideas y lo importante, indicó, no es ver las que no son seleccionadas como un error, ya que “se vale y se busca fallar” con la intención de llegar a una salida adecuada a la necesidad que se busca resolver.”

Con el apoyo de instancias gubernamentales como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y gracias a la alianza entre la Universidad Jesuita de Guadalajara y la firma multinacional Continental, los que profesores, alumnos e industria conjugarán conocimientos, experiencias y recursos en dos laboratorios.

“Es en este esquema de interacción armoniosa y colaboración entre estos tres actores –ITESO, Continental y gobierno– que surgen el Laboratorio de Sistemas Embebidos Avanzados y el Laboratorio de Simulación Hardware in the Loop”, expresó Luis Enrique González, profesor e investigador del Departamento de Electrónica, Sistemas e Informática (DESI).

“El momento es el adecuado para hacer este tipo de proyectos que esperamos puedan crear la pauta del desarrollo de productos que son el futuro de la industria automotriz”, puntualizó Jorge Vázquez, director de Innovación y Desarrollo de Continental Automotive Guadalajara, quien recordó que en Jalisco se han generado más de 100 patentes en Guadalajara en los últimos tres años, y es hacia allá adonde quieren caminar el ITESO y Continental.

Pruebas de desempeño de unidades electrónicas de control, emulación del comportamiento real de motores de combustión o eléctricos, programación y reprogramación de tarjetas electrónicas relacionadas con distintas funciones de un automóvil (luces, frenos o seguridad), y la exploración de dispositivos para vehículos capaces de moverse solos y compartir información entre sí, son algunos de los proyectos que podrán echarse a andar en estos laboratorios y que guardan una estrecha relación con las industrias aeronáutica, automotriz y robótica.

Gisel Hernández, titular de la Dirección General Académica del ITESO, leyó el mensaje que preparó para la ocasión José Morales, SJ, rector de la universidad, quien subrayó que “el desarrollo de la docencia y la investigación en el ITESO no sería posible si no contásemos con laboratorios, equipamiento y con herramientas adecuadas, mismos que gracias a los esfuerzos de vinculación hemos logrado adquirir y hacer funcionar”.

La falta de innovación es un factor cultural

Para Vázquez, la falta de innovación en México no es un tema que tenga que ver directamente con la adopción de tecnología, sino que es un factor cultural. Así lo señaló en la conferencia “México innovador”, que dictó una vez terminado el acto protocolar de inauguración de los laboratorios.

Ante estudiantes y profesores, el director de Innovación y Desarrollo de Continental Automotive Guadalajara destacó elementos que pueden contribuir a la construcción de un país innovador, entre los que se encuentran las ideas, la tecnología y el trabajo en equipo.

En lo concerniente a las ideas, el ejecutivo de la firma planteó que en un país que no innova, quienes las generan las guardan celosamente y esperan el momento para darlas a conocer, cuando lo que ocurre en regiones que innovan es que éstas se comparten y se discuten, y a partir de las opiniones se modifica la propuesta original.

A lo largo del proceso de innovación se descartan muchas ideas y lo importante, indicó, no es ver las que no son seleccionadas como un error, ya que “se vale y se busca fallar” con la intención de llegar a una salida adecuada a la necesidad que se busca resolver.

Vázquez sugirió que no hay que ver a la tecnología como negocio, hay que desarrollarla a partir del conocimiento del mercado y del entorno social en el que los desarrolladores se ubican.

Los equipos interdisciplinarios, aquellos integrados con personas enfocadas en funciones específicas, es algo recurrente en los países que no innovan, mientras que en los más avanzados en esta materia son transdisciplinarios, es decir, están compuestos de personas que pueden realizar más de alguna función en diversas disciplinas, explicó.

El ejecutivo invitó a generar ideas o proyectos que produzcan “un impacto, ya sea económico o social”.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

 También puede interesarte:

Ocho formas en las que la tecnología ayuda a los PyMEmpresarios 

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario