Ante las oscilaciones de los mercados, puede ser engañoso el impulso

Otra vez, los bancos centrales al rescate

NOTA2PRINCIPAL

La semana pasada, las acciones experimentaron varias reversiones abruptas antes de registrar un cierre sólido. El índice Dow Jones Industrial Average registró un alza del 2.32% y cerró la semana en 16,466, el índice S&P 500 creció un 1.78% y cerró en 1,940 y el índice Nasdaq Composite avanzó un 0.49% y cerró en 4,613. En cuanto a la renta fija, el rendimiento de las letras del Tesoro de referencia de EE. UU. a 10 años cayó del 2.05% al 1.92%, con el consiguiente aumento del precio.

“El mensaje clave para los inversionistas es: cuando sigan los impulsos, deben proceder con cautela”

Las acciones siguen estando respaldadas por una vieja aliada: la flexibilización por parte de los bancos centrales, recientemente del Banco de Japón (BoJ). A pesar de que los bancos centrales recientemente han recurrido más a la legendaria política del “as bajo la manga”, es posible que continúen observándose oscilaciones abruptas en los mercados financieros. Esto se aplica en particular a las áreas con mayor actividad, es decir, aquellas que son particularmente costosas. Por lo tanto, en el entorno predominante con alta volatilidad, el impulso sigue siendo impredecible.

Nivel bajo cero

Se pudo observar una tendencia similar a la que se registró la semana anterior: tras hacer caso omiso de un comienzo irregular, las acciones registraron un cierre sólido. A principios de semana, las acciones debieron enfrentarse a diversos obstáculos, como decepción por la declaración de enero de la Reserva Federal, datos económicos débiles y un comienzo heterogéneo de la temporada de ganancias del cuarto trimestre en EE. UU. Fue un poco bajo el producto interno bruto general, aunque el consumo fue sólido y el informe sobre los bienes duraderos fue débil. Contribuyendo al pesimismo, se mantuvo estable el crecimiento de los ingresos y las ganancias bajaron un 3.7%, conforme indican los informes rendidos por más del 20% de las empresas S&P 500.

“Además, antes de la recuperación del viernes, el sector de biotecnología, que antes era una industria pujante, registró una caída de aproximadamente un 20% solamente en enero”

Aun así, las acciones se beneficiaron gracias al anuncio de estímulos más agresivos por parte del BoJ, que ha implementado una tasa de depósito negativa poco convencional, al igual que el Banco Central Europeo (BCE). El BoJ bajó su tasa de depósito del 0.1% al -0.1%, manteniendo a la vez su programa de compra de activos de 80 billones de yenes por año. Las acciones japonesas hicieron noticia, el yen descendió drásticamente y los rendimientos de los bonos del gobierno japonés a 10 años cayeron por debajo del 0.10%.

También repuntó Europa, registrando una ganancia de más del 2% el viernes para cerrar la semana con ganancias moderadas. Además del impulso generado por el anuncio del BoJ, las acciones europeas también se están viendo favorecidas por un comienzo sólido de la temporada de ganancias. Aunque aún se encuentran en la etapa inicial, el crecimiento de las ganancias por acción se mantiene en un nivel del 12% año tras año y el crecimiento de las ventas registra un alza del 6%. Han superado las expectativas aproximadamente el 60% de los anuncios de ingresos y ganancias, un nivel que se encuentra por encima del promedio histórico y demuestra una mejora con respecto al trimestre anterior. El sólido trasfondo del mercado ha servido para estabilizar los flujos, gracias a que los fondos negociados en bolsa de las acciones europeas presentaron flujos de entrada durante la semana.

También continúa el movimiento sincronizado de las acciones y el petróleo, aunque todavía no es claro el motivo de este acontecimiento. Hacia finales de la semana, el crudo protagonizó un pequeño mercado alcista durante solo siete días comerciales.

Cambio de suerte 

“Aunque las acciones y el petróleo han repuntado durante la semana pasada, hay varios impulsos anteriores vigentes impulso que generan resultados desalentadores”

Durante los primeros días de enero, las acciones registraron una caída mucho más rápida de lo que justificaba el deterioro de los factores fundamentales. Ahora, sucede lo contrario: la última recuperación se debe más a un cambio de percepción que a una mejora en los factores fundamentales. Dos de los bancos centrales más importantes del mundo han llevado las tasas de políticas más hacia terreno negativo, lo que refuerza la noción de que el cero ya no es el límite mínimo al que pueden caer las tasas.

Aun así, aunque el BoJ logró impulsar los mercados, los inversionistas deben tener expectativas moderadas sobre lo que puedan lograr los bancos centrales a partir de este momento. Después de varios ciclos de flexibilización cuantitativa y otros programas poco convencionales, es probable que las recuperaciones impulsadas por la liquidez sean más fugaces que las de los últimos cinco años. Un buen ejemplo de esta situación es China. El jueves, el Banco Popular de China concretó su mayor operación de liquidez diaria en tres años. Sin embargo, las acciones chinas permanecen bajo presión. Aunque se recuperaron el viernes, las acciones de clase A de Shanghái habían registrado al cierre del jueves una caída de un 25% en lo que va del año.

En parte, la reciente recuperación de los activos riesgosos se puede atribuir tanto a una reversión de las posiciones favorecidas como a las tasas de interés negativas en Europa y Japón. Por ejemplo, gran parte del reciente incremento en el petróleo se ha debido a que se está revirtiendo la tendencia a un alto grado de actividad operativa. Aunque los fondos de cobertura han estado especulando a la baja en el petróleo a niveles récord mediante futuros y opciones, ahora cubren dichas posiciones. Mientras tanto, siguen aumentando los inventarios y la producción. En otras palabras, no se produjeron muchos cambios con respecto al petróleo, pero el precio oscila según el comportamiento de los inversionistas.

“Apple lidia con una desaceleración en las ventas de iPhone, mientras que Amazon se vio afectado al no lograr su nivel previsto de ganancias”

Estas reversiones abruptas en las acciones y el petróleo revelan una importante característica de este mercado: en un mundo de mayor volatilidad, menor liquidez e incertidumbre económica, los inversionistas deberían esperar que continúen las fuertes oscilaciones del mercado. Aunque las acciones y el petróleo han repuntado durante la semana pasada, hay varios impulsos anteriores vigentes impulso que generan resultados desalentadores. Apple lidia con una desaceleración en las ventas de iPhone, mientras que Amazon se vio afectado al no lograr su nivel previsto de ganancias. Además, antes de la recuperación del viernes, el sector de biotecnología, que antes era una industria pujante, registró una caída de aproximadamente un 20% solamente en enero. El mensaje clave para los inversionistas es: cuando sigan los impulsos, deben proceder con cautela.

Russ Koesterich, Estratega Principal de Inversiones Globales de BlackRock y para iShares de BlackRock

 Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

Comentario sobre la decisión de tasas de la Reserva Federal

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario